Oswaldo Jarrín R.

Refundación revolucionaria

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 57
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 132

Con el implante destructivo de la Revolución Ciudadana, se dice haber refundado el país, dejándonos una inconmensurable deuda que hipoteca nuestra soberanía y solo satisface a los intocables de la corrupción, mientras se pauperiza al sistema productivo nacional y se ve obligado a acogerse al acuerdo comercial con Europa aunque ideológicamente no se crea en la libre empresa.

Irónicamente se dijo que se fortalecía a las FF.AA., para eliminar el sistema de Régimen Especial de seguridad social. Ahora a pretexto de igualdad entre oficiales y tropa, se los confronta, sin entender cuáles son los requisitos de ingreso para la formación de cada una de estas dos categorías, que obedecen a un análisis ocupacional diferente.

Tampoco se entiende cual es el perfil profesional de la tropa y de los oficiales del cual se deduce la malla curricular y pénsum de estudios y actividades generales, específicas, practicas y de ética profesional.

De manera audaz y ofensiva para dizque discutir una nueva Ley de Personal de las FF.AA. se formula en la Asamblea, la pregunta “¿Existe realmente la profesión militar?”

Con la artificiosa pregunta de “cómo puede un integrante de las FF.AA. que habiendo dedicado 20 años de su vida a la institución militar, a retirarse, regresa a la sociedad civil solo como bachiller”, se desconoce que esa pregunta fue la que motivó hace 20 años para mejorar la calidad de desempeño profesional del militar a la vez que darle condiciones académicas que lo habiliten en su retorno a la vida civil.

En la Escuela Superior Militar se incorporaron estudios de facultad, bajo convenio con la ESPE para entregar título de tercer nivel. Se crearon las facultades de Ciencias de la Educación, de Educación Física y de Estudios a Distancia, en la actual Universidad de las FF.AA. Además de la Facultad de Ciencias Militares y Administración, se impartió con Flacso un diplomado para el curso de coroneles, el mismo que en la actualidad se convirtió en estudios de especialización de cuarto nivel a cargo de la Universidad de las FF.AA.

Quienes hemos sido actores de estos avances y seguido estudios a distancia como opción abierta para oficiales y tropa reconocemos que la profesión militar está permanentemente modernizándose y mejorando la capacidad profesional de sus miembros.

Filipides en la Batalla de Maratón 420 años A.C., valerosamente demostró la insustituible función como mensajero para alertar en la defensa de Atenas. El general Milciades con su inédita estrategia de doble envolvimiento derrotó el ataque de los persas, mientras Tucidides, escribió sobre las Guerras del Peloponeso, legándonos las bases para el realismo.

La artimaña de la igualdad trata de encubrir el estorbo que significa para los gobiernistas, tener unas FF.AA. profesionales victoriosas.