Marcelo Ortiz

1809: La República de Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 8
Contento 1
16 de agosto de 2014 00:00

Marcelo Ortiz Villacís

Columnista invitado

Juan Maria de Montúfar y Larrea, II Marqués de Selva Alegre, fue el Presidente que destituyó a Manuel Urriez, conde Ruiz de Castilla, gobernante español de la Real Audiencia de Quito. Cobijado este nombre por el denso manto del olvido histórico, nunca ha trascendido su importancia y valía, al haber constituido un gobierno autónomo e independiente de la monarquía. El poder que ostentó a nombre de una Junta Suprema Soberana, fue del l0 de agosto de 1809 hasta el 25 de octubre, en que reasumió la presidencia el conde Ruiz de Castilla. No se fortaleció esa naciente República por falta de apoyo de Guayaquil y Cuenca.

Fue despojado de todos sus bienes y perseguido junto a otros que formaron ese gobierno como vocales, y miembros del Senado de lo Civil y de lo Penal, así como su Procurador, el Tesorero, sus fiscales, y el coronel Juan Salinas quien asumió como Ministro de Defensa. Esa extensa lista fue enviada, de urgencia, a la Secretaría de Ultramar en Madrid, para iniciar el enjuiciamiento.

Toribio Montes, Presidente de la Audiencia de Quito, en 1815 informó la deportación de Montúfar a Loja. Fue trasladado enfermo a su casa del valle de los Chillos y se esperó la sentencia de la 2ª. Sala del Consejo de Indias. En enero de 1818 estuvo encarcelado hasta que, en mayo, se cumplió la orden de traslado a España. Fue condenado porque sus acciones constituían pena capital. Embarcado en Guayaquil, llegó a Cádiz y fue llevado a una prisión en Sevilla y, para denigrarlo más, fue recluido en Alcalá de Guadaira, un ínfimo caserío, donde murió el 3 de octubre de 1819. Nunca se averiguó sobre sus restos, desconociéndose el lugar de su entierro. Así concluyó su vida de patriota, quien fue asesor del Barón de Carondelet, cuando ejerció la presidencia de la Audiencia de Quito, y quedó esa fecha cumbre libertaria, sin el nombre del sacrificado Presidente que abrió el camino de la libertad política. Muchos de los presos recluidos en el Cuartel de Lima, fueron asesinados el 2 de agosto de 1810, cuando esa prisión estuvo reforzada con tropas enviadas desde el Perú, y algunos refuerzos de Bogotá debido a la insuficiencia defensiva de la Audiencia de Quito. Estos actos son prueba de que se mató a la inteligencia quiteña que habría gobernado a la República de Quito.

Otros países de América Latina, también se proclamaron libres. Montevideo el 21 de septiembre, Chuquisaca el 25 de mayo, La Paz el 16 de julio del año 1808. Venezuela, el 19 de abril; Buenos Aires el 25 de mayo; Bogotá el 20 de julio; México el 16 de septiembre; Chile el 18 de septiembre, y Paraguay el 19 de diciembre. Son fechas de 1810, equivalentes a Actas de nacimiento de repúblicas independientes.

En Ecuador, desde 1830, siempre se conmemoró el 10 de agosto con la posesión del Presidente de la República ante el Congreso Nacional, y cada año con el informe de labores, hasta hace ocho años que se suprimió.