Enfoque internacional

La pobreza en Venezuela

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 22
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 5

Investigadores pertenecientes a tres universidades venezolanas independientes, la Central de Venezuela, la Católica Andrés Bello y la Simón Bolívar, dieron a conocer los resultados de una investigación realmente importante, sobre la evolución de la pobreza en su país-, a lo largo de la devastadora gestión económica bolivariana.

Sus conclusiones son aleccionadoras y tienen un paralelo o correlato interesante con lo sucedido en nuestro país en la última década.

El referido trabajo ha sido titulado “Análisis de Condiciones de Vida de la Población Venezolana 2014”. La primera conclusión relevante del mismo es que la pobreza venezolana que en 1998 era del 45,8% de los hogares, hoy afecta nada menos que al 48,4% de los hogares. Esto es a unos 3,34 millones de hogares venezolanos que están en la pobreza, de los cuales 1,7 millones está peor, en la categoría de pobreza “extrema”. Queda bien claro que los “bolivarianos”, pese a su cansadora retórica, hicieron crecer la pobreza en su país, entonces. Lo que supone que, bajo el sofocante dirigismo intervencionista, Venezuela no solo no ha logrado salir de su largo ciclo de pobreza, sino que esta se ha extendido y profundizado.

La previsión es que, durante el año 2015 en curso, Venezuela alcanzará su nivel más alto de pobreza de las últimas tres décadas. De allí, la enorme disconformidad de su pueblo con la amarga situación en la que está sumergido.

La segunda conclusión de interés del referido trabajo es que, en los últimos dos años -esto es en cuanto desapareció el llamado “viento a favor” producto de los altos precios de las materias primas- la pobreza venezolana creció vertiginosamente: un alarmante 33,02%. Por efecto de la combinación letal de sumar una altísima inflación con la recesión, la escasez constante de los productos de primera necesidad y la dura caída de los precios internacionales del petróleo.

También la Cepal acaba de confirmar que el país de la región en el que durante 2014 más ha crecido la pobreza es Venezuela, estimando el organismo regional que hoy hay un 32,1% de los hogares venezolanos que están en la pobreza y un 9,8% de hogares que viven en la indigencia. Venezuela, con una tasa oficial de desocupación del 6,4%, es uno de los cuatro países de la región de mayor desocupación. Dos de cada cuatro jóvenes buscan trabajo sin éxito y viven en la frustración. Sin futuro. Hasta la matriculación para la educación primaria ha descendido.

A lo que debe adicionarse la existencia de un subempleo invisible, que afecta al 24% de la población activa. Esto es particularmente grave, porque con un costo actual de la canasta alimentaria básica de 18 300 bolívares, el sueldo mínimo de un trabajador venezolano es de apenas unos 5 622 bolívares.
Venezuela ha alcanzado en esto a Cuba, donde este mismo problema se ha arrastrado por décadas.

Los resultados del intervencionismo extremo venezolano, de corte casi colectivista, están claramente a la vista. Ellos hablan esencialmente de cada vez más pobreza y postergación. Particularmente para quienes presuntamente deberían ser los “beneficiarios” del proceso bolivariano.

Emilio cárdenas
Diario La Nación de Argentina/GDA