Carlos Jaramillo

Nuevo ‘brazo derecho’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 39

Con el voto dirimente del Alcalde, el 22 del presente mes el Cabildo Metropolitano eligió Vicealcalde al concejal Eduardo del Pozo, del Movimiento Creo, en reemplazo de Daniela Chacón, de Suma-Vive, que renunció por “diferencias de fondo” con Mauricio Rodas, especialmente en lo concerniente a la polémica “Solución vial Guayasamín”.

El flamante personero municipal asumió al día siguiente la Alcaldía en forma interina, ya que el titular viajó a Alemania para observar el funcionamiento de dos de las tres modernas tuneladoras que iniciarán en los primeros meses del próximo año la construcción del túnel para el tren subterráneo de esta capital.

Un primer paso positivo dio el Vicealcalde al invitar a todos sus compañeros de la Corporación edilicia para que depongan sus diferencias y coadyuven en la acción municipal, en beneficio de la ciudadanía, rescatando así ese ancestral precepto distintivo del Ayuntamiento quiteño de que, sobre los intereses y los egoísmos partidistas, está el servicio desinteresado a la urbe y la solución de sus problemas.

Antaño solía decirse, en son metafórico, que al ingresar al recinto símbolo de la Ciudad, sus representantes se despojaban de su respectiva camiseta política y la reemplazaban con la azul y rojo de Quito. Así se logró el progreso y la autoestima de esta sin par urbe.

La ex Vicealcaldesa y ex compañera de las listas de la tienda política del doctor Rodas anunció que se separa del bloque por el que fue elegida y continuará como concejala “independiente”.

En cambio, su reemplazo ha mantenido una posición de apoyo a las actuaciones del burgomaestre; pertenece al Movimiento Creo y fue elegido concejal en representación de las parroquias rurales del Distrito.

Se ha especulado que este enlace entre miembros de Suma y Creo podría ser punto de partida para un posible entendimiento de las dos tiendas políticas para la próxima contienda electoral de Presidente de la República y asambleístas, pero se ha desmentido con la aseveración de que son acuerdos a diversos niveles.

Como ejemplo de la tarea que tiene en sus manos la Municipalidad constan las obras en ejecución para afrontar el problema de la movilidad, que es uno de los más complejos que soporta la capital: la construcción del metro, que se halla en su etapa preliminar; el facilitador de tránsito de la calle Granados; la terminación de las nuevas “paradas”, algunas de las cuales ya están en funcionamiento y la iniciación del servicios de los biarticulados con capacidad para 250 pasajeros cado uno; la prioritaria solución vial Guayasamín; el sistema de transporte aéreo (Quito cables) en diversos barrios altos; etc.

En esas y en otras áreas participará el nuevo Vicealcalde muy de cerca con el Alcalde, del que pasa a ser su nuevo “brazo derecho” en expresión coloquial y como establece la norma legal respectiva.