16 de junio de 2014 20:20

Sobre el Alcalde Rodas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 30
Contento 0
Miguel Sansur Sakakini

Con este título, días atrás, leí en Cartas a la Dirección del ejemplar diario EL COMERCIO y suscrito por el señor Héctor García Rivera. En el mismo, inicia mencionando que el prestigioso diario El Telégrafo (29/05/14 ) publica: ...etc.

con algunas críticas hacia el señor Alcalde por la mora patronal de seis meses de sus empleados “Alcalde tuvo que pagar mora patronal”. Seguro que debe pagarse temprano o tarde y cuando tenemos atrasos, además, se acumulan los respectivos intereses. Quizá vale mencionar que miles de empresas o personas particulares, por distintas causas o razones ajenas al personal deseo, han ocasionado retrasos con el pago de aportes:

dificultades económicas, falta de liquidez oportuna, la ausencia del contador o contadora de cuentas, por razones de fuerza mayor o enfermedades, etc. En el caso del señor alcalde Rodas, pudo haberse acumulado más de una razón durante la larga campaña y las movilizaciones. No busco justificaciones, pero recordemos que el retraso que había existido no imposibilitaba que el asegurado pierda su derecho sobre atención médica. Además, la atención en tal eventualidad acarrea un costo adicional al patrono.

No conozco al señor Rodas ni tampoco al señor García. Lo importante del asunto es que, además de la prensa que conocemos, en la televisión se manifestara el señor Ministro de lo Laboral y topara con especial dedicación este asunto.

Es fácil darnos cuenta cuál es el objetivo de ahondar en un caso que realmente no tiene más trascendencia que un retraso de pago de aportes. Tratar de dañar la imagen de un ciudadano representante de una gran ciudad… para alcanzar beneficios contrarios a su colectivo. No creo que el señor Rodas sufra de amnesia o tenga una laguna mental, como aduce el señor García.

Con su pregunta al pueblo que lo eligió tengo el convencimiento que ya habrá ratificado en sus pensamientos que el señor Alcalde es un hombre honrado. Mi comentario , de un ciudadano que no vive ni soy de Quito, persigue que el entendimiento, el diálogo, y la siembra de buenos propósitos cosechen el engrandecimiento de los pueblos y fortalecerán el compromiso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)