27 de December de 2010 00:00

Ojo con el convenio militar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
MIGUEL RIVADENEIRA VALLEJO

No se trata de alarmar pero tampoco dormirse en los laureles. Generalmente cuando se logran convenios sirven para mejorar las relaciones, infraestructura y tecnología, capacitarse, complementar acciones, aprender y nutrirse de otras experiencias positivas y de avanzada en el campo específico que sea.

La Asamblea acaba de aprobar el Acuerdo de cooperación técnico militar entre Ecuador y Venezuela, con dictamen favorable de la Corte Constitucional. Establece mecanismos de intercambio académico en áreas de entrenamiento y capacitación, colaboración en áreas de modernización, transferencia de tecnología y desarrollo, prestación de servicios en Inteligencia militar, operaciones de paz, entre otros.

Ecuador firmó con EE.UU. un convenio de acceso y uso de las instalaciones de la base aérea de Manta para actividades aéreas antinarcóticos, que tuvo una vigencia de 10 años (1999-2009) y no fue renovado por la actual administración. Con este antecedente, en la Constitución de Montecristi se estableció en el artículo 5 que el Ecuador es un territorio de paz. No se permitirá el establecimiento de bases militares extranjeras con propósitos militares. Se prohíbe ceder bases militares nacionales a Fuerzas Armadas o de seguridad extranjeras.

En el convenio con Venezuela no se señala el uso o prestación de bases porque eso iría contra la Constitución, aunque se deja abierta para “otras áreas de cooperación que sean acordadas por las partes”. Lo medular se relaciona con la diferencia del manejo profesional e institucional y la injerencia político partidista. Qué pueden enseñar y qué ejemplo puede ofrecer el comandante en jefe de las FF.AA. de Venezuela, general Henry Rangel Silva, que argumentó que la institución no aceptaría un gobierno de oposición tras las elecciones del 2012, que las FF.AA. están casadas con la revolución bolivariana del presidente Chávez y eso le valió su ascenso.

Allá están politizadas, con deterioro en la formación profesional aunque hayan recibido mucho dinero. Basta escuchar a militares ecuatorianos que han estado en ese país los últimos años y que volvieron sin aprender mayor cosa, que encontraron a sus pares sin brújula institucional; en donde se enseña, pronuncia e intenta sembrar el principio de Patria socialista o muerte, ¡venceremos!

Aquí, por fortuna, existen unas FF.AA. integradas por profesionales capacitados, con experiencia exitosa en el campo de batalla y que ganaron la guerra al Perú en el Cenepa el 95, en contraste con las otras. Finalmente han demostrado su compromiso con el país y no con los regímenes de turno. Obedientes y no deliberantes, aunque les otorgaron el derecho al voto, y en la práctica siguen garantizando el ordenamiento jurídico aunque este principio eliminaron en la Constitución, ¿o acaso esto no se evidenció el 30 S?

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)