Roberto Salas

Nuevos propósitos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
18 de January de 2014 00:01

Una buena manera de empezar el 2014 es definir algunos propósitos para el año. A quienes ejercen alguna función gerencial, los invitaría a incorporar en su práctica diaria al menos un nuevo hábito de la gerencia sustentable.

Es importante reflexionar y tomar acciones sobre la adaptación de la práctica gerencial en las empresas privadas o públicas, sobre todo por el escenario actual influenciado por la desconfianza, la hipercompetencia, nuevas expectativas sociales de jóvenes, mujeres, y público cada vez más urbano y más exigente. Surgen 4 imperativos para los líderes gerenciales:

1. Mayor énfasis en los Principios empresariales sobre los cuales se sustenta la empresa, y usarlos para que cada colaborador sea embajador de lo que la empresa representa. Hoy es más importante que nunca el sentido de propósito de las marcas, comprometerse, adaptarse, comunicarlo, fortalecer los procesos de control, y generar inspiración positiva en colaboradores, clientes, y otros grupos importantes.

2. Aumentar los esfuerzos en innovación y mejorar los procesos de cooperación para ampliar fronteras de: nuevas soluciones en productividad, crear productos o servicios que sorprendan, asegurar materias primas inmunes a la salud de colaboradores, clientes, con costos competitivos.

3.Ver a los clientes como individuos, y a los colaboradores como clientes. En la era de la hipercompetencia el marketing de masas reduce los márgenes de ganancia más rápido, y la rotación de los talentos aumenta. Por eso, segmentar más fino los mercados por características de las personas, y atraer talentos con propuestas de valor ajustadas a los requerimientos de las organizaciones y a las expectativas de los jóvenes profesionales, no solo es importante, sino que es necesario. En el caso de empresas públicas, los usuarios deben ser mejor escuchados para mejorar los procesos que impactan la satisfacción respecto al servicio, y usando metodologías de "diseño de experiencias basado en las personas" y tecnología informática, modernizar los procesos y agilizar la toma de decisiones. El servicio de salud pública, por ejemplo, es un caso con grandes oportunidades.

4. Mayor transparencia, adoptando nuevos criterios en como reportar la gestión y resultados económicos, sociales y ambientales, con una mejor cobertura de impactos internos y externos de las políticas y programas de la organización. El público lo agradecerá y mejorará la confianza al menos en su empresa.

Los resultados, como quiera medirlos, dependerán siempre de: objetivos comunes claros -personas correctas motivadas-, procesos operacionales eficientes. ¿Qué haré este año para que esta simbiosis sea más potente? Esa es la pregunta a responder.