7 de January de 2011 00:00

Nuevo bachillerato

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Enrique Ayala Mora

Al fin el Ministerio de Educación ha anunciado que pondrá en marcha el Nuevo Bachillerato Ecuatoriano. Para ello ha publicado en su página web un documento general que lo define y desarrolla.

Este anuncio, esperado por más de dos años, era indispensable para complementar el ya realizado reajuste del currículum de la Educación Básica y, sobre todo, para superar la indefinición y anarquía de las últimas décadas, en que se han dado varias formas de organización y titulación.

La idea es positiva porque permitirá adoptar en los próximos meses una organización única del bachillerato en todo el país, que al mismo tiempo que establece reglas comunes, también permite la flexibilidad necesaria para diversas situaciones y posibilidades de formación y capacitación.

El Ministerio de Educación se propone eliminar el antiguo bachillerato en Ciencias con “especializaciones”. Esta organización del todo anacrónica obligaba que todos los estudiantes del país hicieran una prematura opción profesional al pasar a cuarto curso, o primero de bachillerato. Con esto da un paso adelante, que tiene antecedentes en varios proyectos piloto que venían aplicándose desde hace más de una década, entre ellos el que lleva adelante la Universidad Andina Simón Bolívar, en convenio con el Ministerio y con la participación de 200 colegios de todo el país.

La propuesta prevé un “tronco común” de asignaturas que se tomarán sobre todo en primero y segundo año, en tanto que en el tercero los alumnos tendrán la posibilidad de elegir materias optativas según sus necesidades e intereses, que les permitirán prepararse mejor para la Educación Superior o la vida laboral.

El nuevo bachillerato tiene carácter general, pero prevé la posibilidad de un entrenamiento profesional para alumnos de colegios técnicos que cumplan 10 horas más de clases por semana. Hay varios ejemplos de esa formación complementaria.

Se ha incluido importantes asignaturas en el currículum, como la de Educación para la ciudadanía y Emprendimiento y gestión. Estas asignaturas no son nuevas, aunque así lo afirma el documento. Las primeras ya constaron en la reorganización de 2001, y fueron ratificadas en la Ley de Educación para la Democracia, que el documento ni siquiera menciona. Las de emprendimiento ya constan en propuestas experimentales anteriores.

Pero si los planteamientos básicos del nuevo bachillerato son en general acertados, su concreción curricular, es decir el contenido de las asignaturas, es francamente deplorable. Hay un alarde de generalismo vacío y reaccionario, sin preocupación por la realidad nacional y latinoamericana, el sentido de patria, de lo nacional, de lo ecuatoriano, de la responsabilidad ambiental. Semejante situación debe ser corregida para que el esfuerzo de reforma educativa valga la pena.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)