Juan E. Guarderas

¡Nueva novena para el 24!

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 48

No es muy común - yo lo he visto muy rara vez - que en las novenas se pida por problemas políticos específicos. ¡Voilá! He allí una posible causa para el espeluznante momento en que vivimos.

Entiéndase bien, a mi me parece una causa estúpida. Pero hemos vivido años tan absurdos, tan grotescos, que yo ya estoy abierto a escuchar cualquier posible razón (hasta las no plausibles; al menos esas me harán soñar un poco, anhelar que ya conociéndolas podemos implementar la solución que nos saque de este universo paralelo infernal, fantasear en una luz al final del túnel). Además, quien sabe, en este mundo todo es posible.

Asumiendo con seriedad y rigor esta posibilidad, he echado unos números. Haciendo cálculos prudentes, una persona como yo habrá ido a unas 5 novenas por año, por 32 años, son 160 novenas. Si estimamos que ejerza en promedio unas 3 peticiones por noche, estamos hablando de 480 ruegos. Claramente, ni el 10% de las peticiones aterrizan en temas políticos (menos de 48 en toda la vida de dicha persona); preocupante déficit si tomamos en cuenta la historia del país, la inteligencia de los políticos, y el número de meses en los que se reza la novena.

Se pide por la gente pobre y sin techo, por quienes pasarán solos, por el bienestar del propio individuo o su familia, pero nunca por la renuncia del fiscal, por que no se les sople a los corruptos su inminente persecución para que tengan tiempo de salir del país, para que se larguen las empresas chinas, etc. Así, antes de que termine la temporada, propongo renovar nuestras novenas; adecuarlas al contexto y ver si con nuestras súplicas salimos de esta pesadilla. A continuación, unas peticiones

Pidamos por la gente de la comunidad Nankits que fueron desalojados de su tierra ancestral, donde estaban sus hogares. Pidamos por todas las familias de los muertos, heridos, y presos que ha generado el conflicto por proteger las mineras.

Roguemos por Acción Ecológica y por la gente que por más de 30 años ha defendido el medio ambiente; pidamos por que puedan seguir actuando para sentirnos amparados.

Pidamos por que en las próximas elecciones tengamos un Gobierno que defienda a su gente, a su tierra y sus intereses; no los de empresas extranjeras.

Supliquemos que nos siga cayendo información del extranjero, como la de los millonarios sobornos pagados por Odebrecht, que sino no nos enteraríamos de la verdad.

Para terminar, supliquemos que la ley nos exima a nosotros también del pago de impuestos, como lo hace la oscura Disposición Reformatoria de la Ley de Plusvalía que exime de pago a las empresas mineras por un periodo de 48 meses después de que sus inversiones hayan sido totalmente recuperadas. Sugiero cantar como villancico el texto de la exención.

[email protected]