Juan Pablo Lira B.

Nemesio Antúnez en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
11 de March de 2014 00:03

Embajador de Chile en Ecuador En estos días se inaugura en el Centro Cultural Metropolitano de Quito, la exposición "Nemesio Antúnez, Obra Gráfica". Él junto a Matta y unos pocos más, conforman lo más grande de la plástica chilena, siendo quién dio a su arte, reconocido en todo el mundo, un sentido social, que consistió en llevarlo hasta aquellos que jamás habían estado frente a una obra de arte. Así, expuso en grandes y prestigiosas galerías, como también en barriadas y parques, demostrando que a todos les gusta el arte cuando se les da la posibilidad de acceder a él.

Nemesio Antúnez nació en Santiago en 1918 y murió en la misma ciudad en 1993, perteneciente a una familia de alta alcurnia, en la que todos los hijos fueron artistas. Estudió en París, conoció los grandes pintores del siglo XX, pintó y expuso en Europa y Estados Unidos, sin embargo su ideal más puro era que su arte llegara al corazón del pueblo, y que este lo disfrutara.

Aprovechó, también las dos ocasiones en que fue Director del Museo de Bellas Artes, para abrir el mismo a todos los habitantes de Santiago y de Chile, y así pudieran ver lo que hay en sus pasillos y murallas, obteniendo un éxito sorprendente.

Este artista, cuyos cuadros se exhiben en los grandes museos del mundo, fue gran pintor de murales, y uno de ellos "El Corazón de los Andes", por encargo de las Naciones Unidas, decora su sede en Nueva York, otros cinco se encuentran en Chile, y los restantes nueve esparcidos a lo largo del mundo. Además de acercar el arte a las "multitudes", las que plasmó en una serie de cuadros pequeños que contienen figuras humanas antropoformas de tamaño proporcional, consiguió con estas expresiones una altura y calidad, muy bien calificada por críticos de diversos rincones del mundo.

Amaba el arte del "Grabado" en el que también era un maestro. Su viuda donó al Museo de Bellas Artes de Santiago, 99 de ellos, 36 de los cuales se están exhibiendo Quito desde el 6 de marzo recién pasado.

Dichos grabados constituyen una exposición itinerante, que visitará, las más importantes ciudades de nuestra América, al igual que Guayaquil y Cuenca en el Ecuador, teniendo la certeza que en la capital ecuatoriana, se encontrará bien acogida por sus habitantes.

En una muestra más de la unión cultural de nuestros pueblos, la capital ecuatoriana, Patrimonio de la Humanidad, ciudad bella y llena de arte de calidad mundial, recibe con sus brazos abiertos a este relevante maestro del Grabado, que viene desde el confín del mundo para fundirse en esta latitud cero con tantos cultores de la plástica local.

El Gobierno de Chile, se siente orgulloso de presentar en esta ciudad de Quito, la obra de un hombre, que vio en el arte, el medio preciso para llegar mediante su práctica al conocimiento y la solidaridad universales.