Xavier Basantes

Negocios de largo plazo con EE.UU.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7

Ecuador respeta los compromisos internacionales, tiene tarifas eléctricas bajas, cuenta con una amplia cobertura en servicios de telecomunicaciones, ofrece incentivos tributarios y emprende una cruzada en contra de la corrupción. Con estos conceptos, el Jefe de Estado se dirigió al foro del Consejo de las Américas esta semana en Quito. Este es uno de los conglomerados de inversionistas estadounidenses más grandes del mundo.

La intención del Gobierno es atraer esos capitales y consolidar su oferta exportable. Por ello, ahora el Ejecutivo pregona que quiere abrirse al mundo. Si bien en la agenda bilateral con EE.UU. hay ‘temas irritantes’, al menos ya se escuchan criterios que mejoran la percepción de negocios con el Ecuador. Los estadounidenses que asistieron al foro esperan que de aquí en adelante las relaciones mejoren, luego de 10 años de tropiezos. El interés de los inversionistas es promover negocios de largo plazo y para ello una buena parte de la agenda pendiente pasa por las decisiones que tome el país.

Por ahora hay una propuesta de reforma económica que se analiza en la Asamblea y que busca dar estabilidad a las finanzas públicas y promover el desarrollo productivo.

Pero aún existen otros temas pendientes que se constituyen en trabas para hacer negocios, no solo con EE.UU. -que maneja una lista puntual de temas con el país-, hay aspectos como corrupción, una burocracia ineficiente, reglamentaciones fiscales, mano de obra no calificada, capacidad insuficiente para innovar, barreras técnicas y fitosanitarias, propiedad intelectual. Todo esto influye a la hora de tomar el riesgo de invertir.

Si bien son puntos importantes que se deben solucionar, lo que se destaca por ahora es la decisión política de avanzar hacia un nuevo momento en las relaciones con EE.UU., el principal socio comercial. El camino aún es largo, pero es probable consolidar una agenda común. Ecuador quiere mostrar determinación en su agenda para atraer inversiones y que busca recuperar la seguridad jurídica.