Diego Cevallos Rojas

Mundos opuestos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
5 de April de 2013 00:01

El 14 de abril se elegirá Presidente en Venezuela y en noviembre en Chile. El proceso en el primer país marcha veloz, con la balanza inclinada a favor del oficialismo y en medio de una intensa pirotecnia discursiva, mientras el segundo camina con lentitud y un guión predecible. Se trata de dos países con modelos políticos y de desarrollo en las antípodas.

El uno autoproclamado revolucionario y con escasos contrapesos institucionales, el otro acusado de neoliberal y con poderes divididos. ¿Cuál ha dado mejores resultados ? Más allá de fobias o filias ideológicas, algunas repuestas están en las cifras. En 2012 se registraron en Venezuela 54 asesinatos por cada 100 000 habitantes, en Chile menos de cuatro. Venezuela es uno de los más corruptos, en niveles similares a los Haití e Iraq, Chile es uno de los mejor calificados en esa materia.

Entre 2007 y 2012, Venezuela se movió en el Índice de Desarrollo Humano del PNUD, del puesto 65 al 71, mientras Chile lo hizo del 38 al 40 -1 es el más desarrollado y el 186 el menos-. Entre los indicadores que integran ese índice están educación y esperanza de vida. La población del primer país tiene 7,6 años de escuela promedio, el segundo 9,7. En cuanto a años de vida, el uno está en 74,6, el otro en 79,3.

Hugo Chávez, quien estuvo en el poder 13 años, hasta que falleció -Chile tuvo tres mandatarios en ese período--, fue sobre todo un luchador contra la injusticia social, proclaman sus deudos. El último informe de la Cepal sobre la materia indica que entre 2010 y 2011, la pobreza en Venezuela repuntó de 27,8 a 29,5 por ciento, mientras que la indigencia pasó de 10,7 a 11,7.

En el mismo lapso, en Chile, donde hay un arco político diverso y hasta antagónico, pero actuando desde hace más de 20 años bajo un acuerdo por la apertura de mercados, el libre comercio y las políticas sociales persistentes, la pobreza descendió de 11,5 a 11 por ciento y la indigencia de 3,6 a 3,1 puntos.

La inflación chilena en 2012 fue de 2,9 puntos, 1,5 menos que en 2011. La venezolana, en tanto, bajó de 29 a 18,5 por ciento. En cuando a desabastecimiento de productos, en el país andino no existe, mientras en Venezuela es dramático.

Entre 2010 y 2012, el crecimiento económico de Chile se desplazó de 6.1 a 5,5 por ciento, Venezuela en cambio se movió de 1,5 por ciento negativo a 5,3. Para 2013, se estima que Chile crecerá 4,8 puntos y Venezuela 2. Los inversionistas extranjeros miden sus preferencias. Casi 17 300 millones de dólares fueron invertidos en Chile en 2011 versus un negativo de 759 millones para Venezuela.

¿Qué está funcionando mejor? ¿Un modelo basado en concentración de poder, autoritarismo y encono u otro erigido sobre acuerdos, división de poderes y una operación institucional predecible? Juzgue.