Rodrigo Fierro

MSP y periodismo de opinión

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
15 de November de 2012 00:04

En este espacio, en dos artículos de opinión manifesté inconformidad con lo que se había decidido: la creación de un Instituto Nacional de Salud Pública e Investigación (Inspi) en reemplazo del que fue prestigioso Instituto Nacional de Higiene y Medicina Tropical Izquieta Pérez, el nombramiento de un director sin calificación alguna para tal responsabilidad y fue quien dispuso que las investigaciones que se realizaban en el Izquieta Pérez sobre patologías tropicales quedarían relevadas para dar paso a otras sobre cáncer, hipertensión arterial y diabetes. Cuotas políticas en un instituto de investigaciones me parece inaceptable al igual que no estuviera conformada por especialistas calificados la comisión encargada de aprobar y financiar proyectos de investigación.

Tengo entendido que tales artículos llevaron al presidente Correa a disponer que la ministra de Salud Pública organizara una reunión informativa con el fin de disipar aquellos cuestionamientos. Debíamos ser invitados el Dr. Luis Sarrazín, ex ministro de Salud, articulista de opinión de El Expreso y el que suscribe.

El Gobierno le dio importancia a dicha reunión (jueves pasado), una vez que a más de la ministra estuvieron presentes René Ramírez, secretario Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, altos funcionarios del Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano y el director del Inspi.

No hay duda deque Ramírez y colaboradores tienen apreciaciones bien procesadas sobre lo que supone iniciar nuestro desarrollo científico y tecnológico. Han definido las competencias y las coordinaciones entre La Ciudad del Conocimiento (Yachay), los institutos nacionales de investigaciones, las universidades públicas y las instituciones privadas. Un sistema que entrará en pleno funcionamiento cuando retornen los miles de profesionales que se hallan realizando estudios de posgrado en universidades del exterior, algunas de gran prestigio. Hasta tanto, a sortear el temporal. A manera de ejemplo: contrariamente a lo dispuesto por el director del Inspi, continuarán los estudios y las investigaciones sistemáticas sobre las enfermedades tropicales.

Desastres anunciados. Proyectos de Investigación que se aprueban sin son ni ton, como el titulado ‘Temperatura, Humedad y Pluviosidad en relación al Dengue en Guayaquil’. Estudios de vectores de malaria sin la participación de profesionales ecuatorianos del Servicio Nacional de Erradicación de la Malaria, con logros indiscutibles cuando se dio voluntad política. Y así, ejemplos que se suman.

La ministra Vance debe pronunciarse sobre problemas que los va soslayando, como el “cataclismo biológico” (expresión del Dr. Sarrazín) que ya se ha iniciado por la situación desastrosa en la que ha caído el Programa de Control de los Desórdenes por Deficiencia de Yodo.