Farith Simon

Modificando el futuro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 18
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 85

Deberíamos asumir que Moreno será declarado ganador sin importar cuantas personas se expresen en contra de esa elección o el malestar que esto provoque; con las vías institucionales –aparentemente- cerradas, la calle y la protesta son espacios para expresar inconformidad pero sin influencia en las decisiones institucionales.

En este momento parece impensable que autoridades comprometidas con Alianza País afecten al ‘proyecto’, su ‘proyecto”; sin embargo al requerir dar una imagen de legalidad han dicho que están dispuestos a considerar opciones “supra legales”, como si lo demás que se ha hecho fuese parte de una situación de plena legalidad.

Para AP es esencial la comparecencia de sus colectivos, las ruedas de prensa apoyando a Moreno, requieren de una legitimidad social que parece perdida, por ello Correa ha declarado satisfecho que los ‘ciudadanos están empoderados para defender sus derechos’, porque los otros –los que no están de acuerdo con él- son tíldados como pagados o engañados.

La teoría del complot es indispensable en todo esto, no pueden aceptar que la mitad de la población esté inconforme, por eso dicen que sólo es la “derecha” que no sabe perder, que manipula y miente; que lo hace en complicidad con medios, organizaciones sociales. Los mismos de siempre, repite.

Algo incongruente con la realidad, quien controla casi todo el poder se presenta en desventaja, quien semana tras semana da pruebas de la dependencia de que tiene las instituciones: acusa el sábado y se pone en marcha la inquisición con disfraz de investigación y justicia. Ejemplos recientes, medios procesados por aparentes faltas a la infame Ley Orgánica de Comunicación; Participación Ciudadana, Cedatos y Ecuavisa perseguidos por un supuesto delito contra la fe pública. Mientras tanto, los medios oficialistas nos siguen repitiendo que el triunfo, su triunfo, es indudable.

Todo esto es un ejercicio de predicción, de imaginar el futuro a partir de los datos que disponemos, sin embargo, al conocer las variables que moldearán el futuro podemos incidir en ellas y alterar las predicciones, convirtiendo al futuro en inesperado. Como explica Yuval Noah Harari, en su magnífico libro Homo Deus, esta es la ‘paradoja del conocimiento’: la información que usamos para la predicción sirve para modificar el curso de los acontecimientos, así, información y predicción se vuelven inútiles pronto, pierden relevancia al presentarse nuevos escenarios.

Parece una obviedad pero es de mucha utilidad para pensar un porvenir que ahora se presenta difícil de cambiar, pero que parece podría transformarse por la tenacidad de una parte de la sociedad; sin reconteo Moreno tendrá cuatro años muy difíciles, si a eso le sumamos la difícil situación económica y la lista Odebrecht.

Veamos que pasa luego de este feriado y si la indignación expresada en las calles por miles de personas, es capaz de moldear un futuro diferente al que AP se imaginó.

@farithsimon