Jorge Ribadeneira

'Míster' Obama

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
22 de September de 2013 00:01

Es un caso. El primero y talvez último presidente afro de United States. El personaje que trepó a la Casa Blanca antes de que se cumplieran 50 años del famoso discurso 'Yo tengo un sueño', de Martin Luther King, pidiendo una dosis de amor y menos odio para los negros de Estados Unidos. Un Barack Obama que, finalmente, se dio el lujo de vencer a dos republicanos y a una demócrata, todos blancos, y ganar el Premio Nobel de la Paz antes de dar ningún paso cierto contra la guerra.

Interesante el hombre, con todos sus altibajos. El Jefe de una nación que, pese a sus traspiés y sus crisis, sigue considerándose 'number one', potencia y, para una buena parte de los suyos, hasta país excepcional y gendarme del globo terráqueo. Un país reconocido por sus indudables virtudes pero también fustigado por sus grandes defectos. Más de una vez -pese a su proclama democrática- vislumbrado como un imperio que ya afronta aires de decadencia, ganador en sus grandes guerras y perdedor en el resto. Por añadidura, 'champion' de la economía y del espionaje, entre otras cosas. Con todo esa carga, 'míster' Obama apareció últimamente hablando de un ataque militar relámpago contra la dictadura siria de los Assad, quienes -entre el difunto padre y el habilidoso ­­hijo- suman 43 años de mano dura e incontables víctimas. Conla circunstancia de que la mayoría de los estadounidenses dijo "no" al ataque, recordando a Vietnam, Iraq, Afganistán y las Torres Gemelas.

Barack Obama salió perdiendo. Putin y talvez hasta Bashar Al Assad ganaron puntos. Hubo mucha bulla y no se dio el castigo sui géneris. Pero el resultado final brindó en la segunda fase un respiro al Presidente, anotando que su intención había sido terminar con una odiosa dictadura, aunque le quiten el Premio Nobel. Ahora vuelve a sus temas y problemas internos. La reelección fue un triunfo difícil. Hay sectores derechistas que le creen un anticapitalista que hace daño a la Unión o que no ha logrado superar la crisis. Hay también países enteros que le tienen por otro 'míster President' que acepta y mantiene instituciones como el espionaje global y va siendo otro anti-izquierdista más o menos igual al resto de ocupantes de la Casa Blanca. Menos mal que hay comentaristas que no han olvidado la clase de herencia que le dejó Bush, talvez el peor gobernante de USA. Y otros que reconocen sus pros y problemas. Como las dificultades para gobernar un país tan poderoso, acatando los vaivenes de la democracia, entre ellos una Cámara opositora y -ojo- una prensa que publica con libertad absoluta la revelación del espionaje y las advertencias y críticas de Putin. Esto en buena hora. Por su parte, los emigrantes esperan que algo bueno les deje el personaje. Otros, en resumen, creen que 'míster' Obama tiene feos defectos pero también buenas virtudes -como el país- y auguran que, pese a todo, terminará entregando el mando a doña Hillary Clinton.