León Roldós

¿Qué mismo de Delgado?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
2 de January de 2013 00:01

Su imagen se hizo pública en los gobiernos de Mahuad y Noboa Bejarano. Funcionario de la CFN, trazó la política por la que la entidad se obligó a recibir como medio de pago, a valor nominal y a la par, certificados de depósitos reprogramados de la banca cerrada, lo que fue ilícita fuente de enriquecimiento de los “elegidos”.

Explico, por el cierre y el congelamiento de depósitos, los bancos emitieron certificados de depósitos reprogramados, que, en la desesperación, pequeños y medianos depositantes los negociaban perdiendo un alto porcentaje (aproximadamente, del 35% al 40%). Al establecer la CFN el “atractivo” mecanismo de pago, los “privilegiados” por este, compraron con esos elevados descuentos los certificados, y los entregaron a la par a la CFN. En pocos días, se enriquecieron en millones de dólares. En la época se denunció la pillería. En el gobierno de Correa, 2007, este designó Presidente de la CFN al Econ. Eduardo Valencia, quien también presidió una comisión de investigación de la crisis bancaria de 1999 y sus secuelas. Evidenciando el enriquecimiento ilícito antes descrito, Valencia presentó el informe ante el Presidente y también lo envió al fiscal Pesántez; la respuesta del primero fue respaldar a Delgado y del segundo, ignorar las evidencias. Valencia renunció el año 2008.

En los años siguientes a lo citado, Delgado pasó por la Superintendencia de Bancos y luego se domicilió en el exterior. Lo de haber forjado un título de economista, sin haberlo obtenido, y sin haber egresado de la carrera de Economía, para así matricularse en el Incae –ilícito recientemente confesado por Delgado- es un delito de 22 años atrás, multiplicado cada vez que invocó el supuesto título.

¿ Debe anularse lo actuado por Delgado en el Banco Central? Verdad que la Ley de Régimen Monetario exige un título de tercer nivel, para ejercer la Presidencia del Banco Central y Delgado nunca alcanzó un título de tercer nivel –el mencionado en los diversos textos de Decretos Ejecutivos y otros publicados en Registros Oficiales es el inexistente de economista-; pero serían cientos de actos administrativos y regulatorios que se afectarían, unos acertados, otros desacertados y muchos de trámite.

La Fiscalía debe establecer las ocasiones en que Delgado declaró y usó el título de economista, ante su confesión de haber forjado el ejemplar que presentó en el Incae. También debe abrir la indagación penal sobre el ilícito de lo actuado en la CFN y evidenciado por Valencia, delito imprescriptible. En lo del denunciado enlace Delgado–Endara-Eloseguí–Duzac, para el ilícito en que se usaron los nombres y activos de empresas bajo control estatal y recursos de Cofiec, la investigación debe alejarse del tonteo que la viene caracterizando para realmente llegar a establecer responsabilidades.