Lolo Echeverría Echeverría

Más que un juego

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 6
Contento 0
12 de julio de 2014 00:00

Para los periodistas deportivos y los comunicadores que se dedican al fútbol, debe ser una pesadilla constatar que todo el mundo quiere ser comentarista durante el campeonato mundial.

El fútbol es un fenómeno global, se ha extendido a todo el planeta y aún más lejos. Los astronautas que viven en la estación espacial internacional, no solo miran el mundial sino que lo practican con algunas variantes; sin ser atletas profesionales como los seleccionados nacionales, son capaces de hacer volteretas hacia atrás con el balón, gracias a la ausencia  de gravedad.

El fútbol es total no solo por su universalización sino porque involucra habilidades físicas, inteligencia, estrategias, marketing y política. Los expertos hablan del nuevo sistema inventado por los alemanes para jugar el fútbol.

Derrotados por España, estudiaron la estrategia del adversario y la perfeccionaron. Ahora tienen un fútbol arrollador, de una eficacia nunca vista. Ahora que todo se convierte en cifras, los expertos han comentado que los alemanes hicieron 10 disparos al arco y consiguieron siete goles, una eficacia del 70%.

De 546 pases, 457 llegaron correctamente a su destino, 84% de eficacia. Hacen honor a la definición de Gary Lineker: el fútbol es un juego inventado por los ingleses, dura noventa minutos y al final siempre ganan los alemanes.

Que hablen los expertos de las estrategias, alguien tiene que hablar también de otros aspectos menos brillantes, incluso del lado oscuro de la corrupción. Una red de revendedores, allegados a la FIFA, cayó en manos de la Policía que venía investigando prácticas de corrupción. La manga de viejos tales por cuales, como les calificó el presidente Mujica, tendrá que hacer algo para rescatar su imagen.

En Brasil, veremos reacciones en los campos más diversos después de la humillante derrota ante Alemania. Una de las estrellas del fútbol, ahora político elegido en las urnas, dijo que el fútbol sufre, desde hace años, un deterioro provocado por dirigentes que no saben ni patear el balón. Permanecen en su tribuna de lujo brindando por los millones que entran en sus cuentas bancarias.

Habrá consecuencias políticas para un Gobierno que había apostado a la gloria del sexto campeonato mundial.

USD 13 000 millones invertidos en vías, aeropuertos y estadios, algunos de los cuales están en municipios que no disponen de recursos para su mantenimiento.

El fútbol puede tener muchos ángulos pero sigue siendo un juego y su mayor peligro es que deje de ser divertido. Las celebridades se ubican a los extremos, para José Mourinho importa ganar: “Ser segundo es ser el primero de los últimos, no vale de nada hacer 200 goles si quedas segundo”. Al otro extremo está Jorge Valdano: “Algunos dirán que en fútbol sólo interesa ganar y otros, más cándidos, seguiremos pensando que si esto es un espectáculo también importa gustar”.