Enrique Echeverría

¿Mala suerte?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
13 de May de 2013 00:21

Cuando adviene a una familia época de problemas, se dice: "Cuando viene la de a malas, no viene sola". Tal parece ocurrir con los más altos personeros de la diplomacia del Ecuador a quienes la Corte Constitucional en sentencia de 5 de marzo de 2013 les ha negado una reclamación sobre igualdad de remuneraciones y discriminación.

Treinta y nueve funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores han presentado acción extraordinaria de protección en octubre de 2011 considerando que desde el año 2008 hasta la actualidad se vienen vulnerando sus derechos constitucionales relativos a la igualdad ante la ley, incurriendo en discriminación.

El hecho es que -según han manifestado- no se aplica una resolución … "a favor de los funcionarios de carrera diplomática de nivel superior, como Embajadores, Ministros y Consejeros, ni a favor de funcionarios del Servicio Auxiliar de rango más alto como Cancilleres Mayores, a pesar que desempeñan funciones a tiempo completo y se les paga remuneraciones inferiores a las previstas en la antedicha Resolución SENRES-2008-000156".

En la Corte dicen no haber encontrado desigualdad ante la ley, ni vulneración del principio de igualdad que tiende a que todas las personas sean tratadas de manera igualitaria en cuanto a la aplicación de determinadas disposiciones legales. Para esta conclusión, la Corte considera: "En el caso sub judice la naturaleza contractual es diferente entre los distintos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, lo cual deviene en una diferenciación en cuanto a las escalas salariales y la aplicación de la antes mentada Resolución Senres, ya que ha de entenderse que los funcionarios de carrera tienen ciertas prerrogativas en relación al personal que no goza de aquella estabilidad laboral"… La sentencia resuelve: "Declarar que no existe vulneración de los derechos constitucionales.- 2. Negar la acción extraordinaria de protección planteada por los accionantes".

Recordemos que el ambiente de trabajo, desde hace años, no es el mejor para los diplomáticos, a quienes inclusive desde el poder los calificaron de "momias cocteleras". Que en el Servicio Exterior hay un cupo de funcionarios que no son de carrera, conocida como cuota política de cada Gobierno de turno.

La labor diplomática es de alta importancia para el país, pues tiene que ver con las relaciones con otros Estados y los intereses del Ecuador.

Pero cuando llega, llega. Y no viene sola. Tenía que ocurrir el incidente en Perú, donde un diplomático de carrera se vio envuelto en una gresca con dos mujeres, en un supermercado, defendiéndose de la agresión femenina.

El Embajador no estuvo en el lugar indicado, ni en la hora indicada, para evitar semejante suceso y sufrir las consecuencias personales en su carrera. La buena suerte no les acompaña.