Gonzalo Ruiz

‘Maduro ahórranos la tragedia’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 89

Ayer fue un día particularmente tenso en Venezuela. La noticia de la ratificación del gobierno de EE.UU. de considerar al régimen chavista como una amenaza provocó reacciones.

En los últimos días la oposición activó los mecanismos para ejercer su derecho a la fiscalización. La oposición es mayoría en la Asamblea Nacional y se propone cuestionar al gobierno y hasta destituir a Nicolás Maduro, si hiciera falta.


El Régimen activó a sus aliados en el Tribunal Supremo y blindó a los ministros para que no acudan al poder legislativo a rendir cuentas.

¡Inaudito!
 Es la muestra de la falta de democracia que se vive en Venezuela, un sistema de valores no solo sustentado en el voto popular que por años tuvieron Hugo Chávez y Nicolás Maduro sino en los equilibrios entre los poderes. El voto que antes favoreció al Partido Socialista de Venezuela hoy le dio el poder a la oposición en el parlamento.

Ayer los venezolanos se movilizaron y las enormes manifestaciones y el calor de los discursos recuerdan que la sociedad venezolana está profundamente dividida, polarizada por años de desencuentros.

La ratificación del Presidente Barack Obama de considerar al gobierno de Maduro como amenaza se explica en la falta de libertad, la persecución a los medios críticos, como la reciente condena a prisión al director del diario el Correo del Caroní. Los políticos presos del régimen dan testimonio de esa amenaza que lastima al pueblo.

La Cancillería ecuatoriana tomó partido y consideró como injerencia inaceptable el pronunciamiento de Obama y lo considera como un riesgo como la paz en la región y un intento de desestabilización.

Maduro se desestabiliza él solo, con el autoritarismo, la corrupción, la falta de alimentos, la inflación y la falta de respeto a los valores democráticos y el incentivo a la confrontación. Por eso el socialdemócrata Ramos Allup le pide a Maduro: ‘ahórranos la tragedia’ y le dice: ‘Renuncia chico’.