Pablo Cuvi

Legado del mitómano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 159

Como si no hubiera hecho suficiente daño moral y económico al país, la arrogancia y el delirio de grandeza de Correa son tales que, antes de despedirse entre ofensas y amenazas de volver, dejó en marcha una fundación destinada a prolongar su formidable legado intelectual, servir de Think Tank y hacerle los mandados aquí y en Bélgica, donde pronto abrirá una sucursal para responder al interés mundial que despierta todo su pensamiento desplegado en ese chulla libro cuyo título no está escrito ni en inglés ni en español sino todo lo contrario, y que reúne textos contra las políticas neoliberales, algunas de las cuales aplicó.

En la foto de los pensadores iniciales de la fundación Eloy Alfaro, por la ligereza para obtener sus títulos sobresalen la exreina de belleza que mandó a comer mierda a los ricos, no a los nuevos ricos, y el oscuro publicista que obtuvo su doctorado escribiendo una tesis conjunta con su hermano y sus papás sobre la radio familiar, caso único en el mundo, que amerita, como primerísima tarea de la fundación, su difusión en un libro que incluya el acróstico–rodapié de FA a RCD y la tesis del ingeniero Glas.

A continuación deberían organizar largas sesiones de meditación y análisis de las obras completas del guía espiritual del Sumak Kawsay verde-flex, aquel que se abrazaba a los árboles y que, para incentivar el uso de la bicicleta en El Puyo o El Guasmo, se hizo filmar paseando en bicicleta por Europa en lugar de defender el Yasuní que invadía Correa.

Y tendrán que destinar unos millones adicionales para estudiar el proyecto estrella del señor de la colita que se creía un ser superior por haber multiplicado el ingreso de su familia y haber concretado la producción de autos eléctricos en Yachay, como lo anunció durante la campaña. En esa reunión de mentes limpias y manos ardientes, o viceversa, se demostraría también que todos quienes califican a Yachay Tech como un gigantesco fraude diseñado a la medida del ego de Correa son agentes del imperialismo cuyos sueldos exceden al de un rector vía skype de la Ciudad del Conocimiento, que está dotada con el papel higiénico más caro del mundo.

Según la noticia de prensa, la naciente fundación ya ha tomado contacto con los institutos Patria, Lula y José Martí. Sí, el Patria de la cleptómana Kirchner y el instituto de Lula envuelto en los sobornos de Odebrecht. Para colmo, el mismo Lula acaba de ser condenado a 9 años y medio de cárcel. Pero eso a Correa no le inmuta pues está seguro de que las acusaciones de corrupción a los exmandatarios de izquierda son orquestadas por la CIA, la derecha internacional y los agentes internos para detener el avance de la revolución.

A ellos se suman los desleales que, a punta de diálogo, sonrisas y claudicaciones, quieren devolver estos países a sus antiguos patrones. ¿Entendieron, limitaditos?