Vicente Albornoz Guarderas

Izquierda ilusa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
5 de February de 2012 00:01

La brillante resolución de 66 asambleístas, condenando la muerte del Che Guevara quién supuestamente habría luchado contra Margaret Thatcher y contra Ronald Reagan y quien fue asesinado vivo me ha hecho reflexionar porque no entiendo cómo puede ser que 66 adultos hayan aprobado algo tan disparatado.

Es tremendamente preocupante que exista la capacidad para ignorar verdades tan evidentes como que Thatcher y Reagan llegaron al poder 12 y 14 años después de la muerte de Guevara mientras que la única manera de asesinar a alguien es cuando está vivo. Algo falla con nuestra izquierda si son capaces de aprobar abrumadoramente algo tan absurdo.

Porque es importante aclarar que los 64 votos por el sí (y los dos votos blancos que se les sumaron) provinieron de los asambleístas del gobierno, Pachakutik, MPD y otros de la izquierda. Hasta donde llegan mis conocimientos, entre los que apoyaron este desacierto había, inclusive, profesores de universidades de la categoría A.

Mi teoría para explicar lo inexplicable es que la izquierda aliada al gobierno apoyará siempre y hasta en todo disparate, cualquier cosa que condene el neoliberalismo. Así les educaron, así viven y, obviamente, así votan.

Así les educaron en muchas universidades. Hace poco, a raíz de la muerte del gobernante de la única monarquía comunista del mundo (Corea del Norte), recordé que el 15 de enero de 2007 la Universidad de Guayaquil declaró a Kim Jong Il "profesor honorario" de la facultad de periodismo, al mismo tiempo que le entregó una medalla dedicada "Al gran líder Kim Jong Il". Es obvio que en un país en el que se da medallas y títulos honoríficos a sangrientos dictadores que heredaron el poder de sus padres y se lo pasaron a sus hijos, tarde o temprano iba a pasar algo tan vergonzoso como juntar temporalmente al Che con Reagan.

Así viven, enamorados de todo lo que venga de Corea o de Cuba y de todo lo que venía de la Unión Soviética. Y vivieron enamorados del oro de Moscú (hasta que se les acabó, pero eso es otro capítulo). Y cuando los técnicos cubanos les dicen a nuestros izquierdosos que terminaron con el analfabetismo, ellos les creen, como el papelón que le pasó al Prefecto de Pichincha que declaró equivocadamente a todos los cantones de la provincia como libres de analfabetismo cuando en realidad, y con las justas, sólo uno lo era.

Por suerte, de todo hay en la viña del Señor y 4 asambleístas votaron en contra (los restantes 54 estaban ausentes), entre ellos una dama del PRE, dos del PRIAN y un gobiernista. Bien por ellos y ojalá fueran un poco más numerosos en la asamblea. Y a los que no estuvieron presentes les justifico su ausencia porque debe ser cansón oír tanto disparate. Y es desastroso ser gobernados por tanto productor de disparates.