Miguel Macías

¿Insolvencia o quiebra?

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
23 de February de 2012 00:01

Según el Ec. Pedro Delgado, presidente del Banco Central del Ecuador (BCE), la mayoría de las deudas relacionadas con la crisis de 1998-1999 todavía no han sido cobradas. Se estima que faltan unos 2 000 millones de dólares por cobrar.

Como el pasado viernes 10 de febrero terminó el plazo para que los deudores de la banca cerrada paguen sus deudas, al BCE no le quedó otra alternativa que iniciar los juicios de insolvencia y quiebra publicados recientemente, el cual seguramente iniciará muchos más, en los próximos días.

Si los deudores no pagan lo que deben, el juez civil los declarará insolventes, si no son comerciantes; o quebrados, si lo son, y si éste considerare que la insolvencia o la quiebra es maliciosa o fraudulenta, enviará el proceso al correspondiente juez de lo penal para que éste ordene la prisión del deudor moroso, no por el hecho de adeudar una obligación pecuniaria, ya que no hay prisión por deudas, sino por el delito que el juez considere que se hubiere cometido.

La insolvencia y la quiebra equivalen a la “muerte civil” de una persona, quien entre otras cosas no podrá mantener cuentas corrientes, tendrá arraigo o prohibición de ausentarse del país, etc.; pero cuando existen presunciones de culpabilidad, éste además puede terminar con sus huesos en la cárcel.

Declarada con lugar la formación de concurso de acreedores o la quiebra, según el caso, el fallido quedará en interdicción de administrar sus bienes, libros, correspondencia y documentos; y, sobre los que adquiriere en lo posterior, el 50% pasará a la masa común de sus acreedores, y el otro 50% para los gastos personales de él y de su familia.

De acuerdo al Reglamento para el Ejercicio de la Jurisdicción Coactiva del BCE, éste puede recibir bienes en dación en pago, pero tengo entendido que va a ser reformado en los próximos días, de tal manera que esa ya no va a ser una opción debido a los abusos cometidos por la burocracia en administraciones anteriores, tanto por funcionarios de la AGD, liquidadores de los bancos cerrados y peritos evaluadores, quienes en un sinnúmero de casos perjudicaron a las instituciones financieras en liquidación, a la AGD, al Ministerio de Finanzas, al BCE, a la CFN, etc., al sobrevalorar esos bienes en montos exorbitantes. Ojalá que también se inicien juicios contra estos malos funcionarios y peritos, algunos de los cuales deben haberse enriquecido ilícitamente a costa del Estado.

Actualmente, la burocracia en nuestro país llega al extremo de que para solicitar en el BCE, un certificado de adeudar o no a la banca cerrada, se requiere: 1. Presentar una solicitud en un edificio. 2. Pagar USD 2,00 en otro. 3. Regresar al primer edificio con el comprobante de pago. 4. Esperar 5 días hábiles para la entrega del certificado solicitado. Ojalá que esto se corrija pronto.