Abelardo Pachano

Inquietudes nacionales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 24
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 41

1. ¿Puede el Gobierno convocar a una consulta por un pacto ético cuando hay funcionarios con bienes, empresas y dineros en el exterior?

Ya lo hizo, pero ¿por dónde es ético y de que sirve aquello? Es un globo político que usa el gobierno para encontrar un “culpable” de la corrupción; alguien o algo, que le permita soslayar sus responsabilidades. Una boya para desviar la atención de los problemas de fondo e intervenir en la campaña electoral.

Con este proyecto ¿se podrá controlar la conducta de los servidores públicos? Por ahí no va la solución a los problemas morales. Que un servidor público tenga cuentas en el exterior, alimentadas con recursos legítimos, declarados, no debe ser motivo de sanción. Igual principio sirve para un particular. En cambio, si lo es, si ellas son producto de una trafacía, convenida necesariamente con un particular. Para eso sirven las declaraciones patrimoniales. Para verificar su legitimidad. Además, la corrupción, generalmente-aunque no exclusivamente-proviene de ejecutivos con alta representacción política que se confabulan con empresarios inescrupulosos.

Lo importante es dar ejemplo de pulcritud en todos los actos. Tener principios de manejo y control de los recursos públicos; sujetos al escrutinio público; con normas de transparencia, verificaciones previas y posteriores; con rendición pública de cuentas. Para ello, además de tener una organización pública eficiente, es indispensable contar ciudadanos con principios, educados en el esfuerzo y la honestidad.

Finalmente, la conducta permisiva de la sociedad, que no sanciona con exclusión aquellos que se enriquecieron a la sombra de transacciones sucias, es un lastre a erradicarse.

2. ¿Qué le parece el establecimiento de una elevación concertada del salario básico?
Merece reconocimiento de la sociedad. La concertación, aunque no satisfaga completamente a todos (algunos por auto exclusión), permite alcanzar decisiones tolerables. Demuestra el esfuerzo de trabajadores y empresarios por entenderse y comprender la complejidad de la situación.

Es un paso importante hacia otros aspectos de diálogo de la política laboral que merecen una mejor definición, especialmente en la exploración de mecanismos que incentiven mejoras de la productividad. La situación del mercado del trabajo es mala. Tiene una estructura que confirma la inadecuada configuración de las normas que le gobiernan.

3. ¿Qué comentarios hacer sobre la nueva colocación de bonos en el mercado internacional?

El gobierno sigue empecinado en mantener un gasto corriente incompatible con la realidad de la economía. El sector privado ha realizado esfuerzos enormes en readecuarse a esta nueva situación. Ha tenido que redimensionar las empresas. Lamentablemente se han perdido fuentes de trabajo, pero era inevitable. La política económica no ofrece una solución estructural al problema de desfinanciamiento de la economía. Los créditos, caros, son una aspirina para una enfermedad compleja.

Los acreedores adquirientes de esos bonos juegan con el riesgo del deudor y cobran una tasa a todas luces desproporcionada. También se la puede calificar de abusiva, pues el gobierno está arrinconado y no tiene capacidad de negociación. Y por este camino, el estrangulamiento que genera este tipo de deuda, conocido en el pasado, está de vuelta, aunque en condiciones todavía más onerosas.

4. ¿Cómo entender las discrepancias entre la Superintendencia del Control de Poder de Mercado y el Ministerio Coordinador de la Política Económica en cuanto a dinero electrónico?

Un nuevo episodio que confirma las debilidades conceptuales y técnicas de los equipos del gobierno. Escuchar los argumentos de cada parte, sólo lleva a deplorar la forma como se concibe la funcionalidad del sistema financiero, de la dolarización, del papel del gobierno, de la creación de dinero espurio y, el afán de introducirlo a la fuerza a las cuentas de los bancos.

En el Ecuador, la forma como se concibió la emisión del dinero electrónico, como facultad monopólica del BCE, que puede carecer de respaldo real, sólo encuentra fundamento en la preparación de un mecanismo que permita sostener el gasto público cuando todas las fuentes alternas se hayan agotado (en especial del endeudamiento, uso de ahorro privado, venta de activos o utilización de ingresos futuros).

Si el dinero electrónico es de aceptación voluntaria por parte de los ciudadanos, ¿porqué debe ser obligatorio por parte del sistema financiero? En donde está el papel de la Superintendencia de Control de Mercado. ¿Donde cabe el concepto de monopolio? Acaso, por el derecho legítimo de la banca en calificar a sus clientes y evaluar los riesgos inherentes de cada operación.

5. Comente por favor la nueva venta anticipada de petróleo a Tailandia.

Hace buen tiempo dijeron que ya no harían más operaciones de este tipo. Además, afirmaron que dejarían las cuentas en orden al nuevo gobierno. La verdad es muy distinta. La herencia que recibirá el nuevo gobierno es cada día una carga más pesada. Ha llegado a un nivel de muy difícil manejo y solución.

Si se cuenta bien la deuda pública, se aproxima a los 48 000 millones de dólares. Están en carpeta varias operaciones: el desembolso de la concesión del Sacha a 20 años, por el cual se negocia 1 300 millones más; y, hay quienes afirman que la venta del Banco del Pacífico está próxima a realizarse. ¿Será? No lo se, pero el interés del gobierno por hacerlo está presente.

apachano@elcomercio.org