Abelardo Pachano

Inquietudes nacionales

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
17 de December de 2011 00:02

1. La inflación ha venido subiendo, en buena parte, por el aumento de los precios internacionales de los alimentos. ¿Ya es un problema la inflación en Ecuador?

Esa puede ser parte de la explicación pero no la única y posiblemente tampoco la más importante. Lo cierto es que el aumento del gasto público sustenta una demanda agregada muy dinámica que presiona los precios de forma constante, sostenida y provoca además un nivel de importaciones que ocasiona dificultades en el manejo del financiamiento de la balanza de pagos así como el mantenimiento de las actividades productivas.

Es un problema serio que ocasionará aprietos en la competitividad de las empresas nacionales. Como lo mencioné en mi columna del viernes 9 de diciembre, la dolarización exige la defensa incondicional y permanente de la estabilidad como requisito necesario para su adecuado funcionamiento. Si ella no es tomada en cuenta con la debida seriedad, el pilar de sustentación de la estructura económica reconocido como competitividad pierde vigencia y con ello se evidencian nuevos centros de conflictividad social como la pérdida de fuentes de trabajo, desmoralización de la inversión y profundización de la desconfianza.

Hay que decirlo mil veces hasta que se haga callo en la conciencia de los ecuatorianos: la inflación es el peor, más dañino de los impuestos por su formidable regresividad. En América Latina los daños más difíciles de corregir de las viejas políticas económicas sustentadas en estados gastones y manejos desequilibrados ha sido la pésima distribución de ingreso incubada bajo su aplicación. Hasta estos días la herencia social pesa muchísimo.

El Ecuador con la inflación del 5,5% anual y la ausencia de acuerdos comerciales en un ambiente de dolarización, está construyendo un sendero muy peligroso, con muchas trampas para la consecución de mejores niveles de bienestar. La autarquía práctica en la cual se sustenta el modelo económico en vigencia no ha dado frutos en ninguna parte del mundo.

Los países competidores tienen inflaciones inferiores, pueden y de hecho devalúan sus monedas y además disponen de preferencias arancelarias para sus productos. Si el Ecuador no cuida su estabilidad habría perdido todos los instrumentos de promoción de producción y empleo sustentado en excedentes de producción que se coloquen en los mercados mundiales.

2. Hay muchas críticas al gasto público durante este Gobierno. ¿Qué gastos específicos debieran reducirse y qué impacto tienen en el monto global?

Hacer una limpieza responsable del presupuesto es una tarea que en algún momento deberá realizarse, pero no hay duda del derroche de los recursos públicos. Solo mirar lo que se presupuesta para publicidad, comunicación, viajes, viáticos y la multiplicación de entidades públicas que disponen de 510.000 empleados públicos confirma la existencia de una organización pública dispendiosa. Les recomiendo leer la columna de Felipe Burbano denominada ‘Fiebre estatista y derroche petrolero’ publicada el 30 de agosto pasado en el diario Hoy, para que tengan una visión detallada de la forma ampulosa con la cual se han dispuesto los fondos públicos.

Les recuerdo el plan de gastos de más de 300 millones de dólares para combatir la inseguridad. ¿Qué se ha logrado? Casi nada. Toda la sociedad siente que este tema avanza como una mancha incontenible de la cual nadie escapa. Pues bien, este es un ejemplo de la mala calidad del gasto público. Esto lo hicieron simultáneamente con las reformas penales que favorecieron a los delincuentes con penas reducidas y tratamientos deferenciales.

3. Qué impacto tendrá la compra obligatoria de renuncias en el sector público?

En términos cuantitativos el impacto es pequeño frente al incremento del número de servidores públicos contratados durante la actual gestión. Desde el punto de vista humano es doloroso. Incluso los daños en los derechos humanos son irreparables. Pero esta es la secuela del engordamiento público que ahora pagan los empleados seleccionados de alguna forma desconocida.

4. Qué impacto tendrá el aumento del Impuesto a la Salida de Divisas en la clase media?

Precios superiores de muchos productos que consume.

5. Las declaraciones de Carlos Marx Carrasco respecto de que si el aumento al impuesto a la salida de capitales no frena el éxodo de dólares, el gobierno no descarta una nueva subida, es una advertencia al país?

Este tipo de anuncios, además del daño que hace a la dinámica económica con su impacto en la certeza, confirma la existencia de una línea de política tributaria de constante cambio y amenaza. Se lo usa como el argumento oficial para aumentar los impuestos. En la práctica, la razón de fondo es el incontenible y desbordante gasto fiscal. Se sabe que este impuesto no contiene la salida natural de capitales sino que además impide su ingreso y consecuentemente restringe la inversión productiva, que es el vehículo natural del mejoramiento sostenido del empleo.

6. ¿Qué opinión tiene sobre los datos de Cepal y la reducción de la pobreza en el Ecuador?

La reducción de la pobreza al 37% es una buena noticia. Ciertamente que la proporción y velocidad con la cual se reduce no tiene relación que la enorme cantidad de recursos asignados a los programas sociales, por lo cual la tesis sobre la baja rentabilidad social de la política económica actual se mantiene en pie.

Preocupa eso si el deterioro en la distribución del ingreso. El Ecuador, según la Cepal es uno de los pocos países que profundiza la desigualdad social entre el 2008 y 2010. Parece increíble luego de tanto programa social, pero entendible por la forma como conduce la política económica frente a las actividades privadas. No hay duda que este resultado recoge precisamente la insuficiencia del Estado en la generación de un bienestar equitativo.

La asistencia social por sí sola no es el camino para el mejoramiento de la equidad. Los subsidios son importantes pero deben estar bien concebidos y dirigidos. Además no pueden ser eternos. Los empleos remunerativos solo se consiguen cuando las actividades privadas ofrecen oportunidades. La otra preocupación es el estancamiento de la indigencia, es decir la extrema pobreza, con lo cual el tema de la mala distribución del ingreso tiene por esta parte o es visto desde este ángulo con mayor claridad.