Abelardo Pachano

Inquietudes nacionales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
6 de October de 2012 00:01

1. ¿Qué significa la presencia de visitantes gubernamentales de China y misiones empresariales de España y Argentina? ¿Vendrán más inversiones?

Es la demostración más elocuente de la ejecución de políticas económicas internacionales muy activas por parte de la gran mayoría de países en la búsqueda de oportunidades para llevar adelante proyectos en los cuales sus empresas puedan encontrar un camino de reactivación y, a través de esos emprendimientos conseguir la recuperación de los niveles de empleo perdidos como consecuencia de la crisis actual.

China, España y Argentina son ejemplos de países con distintas organizaciones políticas. La primera con un control absoluto de todos los poderes y decisiones centralizadas, la segunda con un modelo democrático parlamentario institucionalizado y la tercera con debilidades en la aplicación de los principios democráticos y una reiterada disposición a romper los contratos y poner en duda la seguridad jurídica.

Sin embargo, en los tres casos se busca con ansiedad otros mercados para sostener las actividades nacionales, sea por la vía de la inversión en proyectos que utilicen los equipos que fabrican o mediante la colocación de sus productos en los mercados internacionales.

China desde el 2005 hasta el 2011 prestó más de 75 000 millones de dólares a los países de Latinoamérica, monto superior a lo concedido por el Banco Mundial, el BID y el Eximbank en conjunto, concentrando sus operaciones en Venezuela (38 500 millones), Argentina (10 000 millones), Ecuador (7 300 millones), Brasil (10 500 millones). De estos cuatro países, los tres primeros tienen dificultades de acceso a los mercados internacionales y los créditos están vinculados con el aprovisionamiento de petróleo o la ejecución de proyectos de infraestructura. Las razones de esta política por parte del gigante asiático responden a su necesidad de ampliar mercados como medio para mantener el ritmo de crecimiento y sostener relaciones comerciales que aseguren la dotación de materiales estratégicos para su industria.

España necesita reanimar su frágil economía. Las ventas internas han caído 25 puntos porcentuales desde el inicio de la crisis en el 2008 y la forma de hacerlo es por medio de una acción internacional agresiva. En Ecuador, en el último trimestre la inversión de ese origen no llega a los ocho millones de dólares, mientras las exportaciones e importaciones caminan en el orden de los 300 millones anuales cada una.

De su parte, las relaciones con Argentina no ofrecen saldos favorables. Nos compran poco (90 millones) y venden más (300 millones). Hay escasa posibilidad de negocios. Comercialmente China sí es un desastre. Nos vende más de 2 000 millones y compra tan solo 200 millones.

De todo lo anterior se aprecia que el Ecuador necesita recursos pero no los busca sobre un plan de atraer inversión para que asuma el riesgo en un marco de garantías razonables, sino que ofrezca créditos -aumente la deuda nacional- y el país haga suyos los riesgos de estas decisiones.

2. Frente al cierre de importaciones hasta el 2014, ¿se podría alentar las ensambladoras de automotores, televisores y celulares? ¿Qué efectos tendría en la economía y la producción?

La fijación de una política económica de restricciones temporales no favorece decisiones vinculadas con la posibilidad de explotar un posible mercado cautivo y protegido pues las reglas no definen una línea consistente en el tiempo. Pueden cambiar en cualquier dirección. Incluso profundizarse como ya ocurrió con el ISD que se ha multiplicado por 10 en apenas cuatro años de su instalación.

Lo posible está vinculado con la explotación máxima de la capacidad instalada o la ejecución de sistemas de montaje simples y de escasa utilización de capital. La protección crea distorsiones que no son sostenibles en el tiempo. La historia ya demostró la poca utilidad social de esta línea de desarrollo. El modelo se agotó pues benefició a pocos, protegidos por un mal concepto de responsabilidad pública frente a los intereses de la gran mayoría de consumidores.

3. ¿Entra en vigencia la actividad de la Superintendencia de Economía Popular. ¿Qué cambios supone?

La transferencia de responsabilidad de la supervisión actual del sistema nacional de cooperativas que según los datos de aquellas vigiladas por la Superintendencia de Bancos representan un poco más del 12% del mercado financiero nacional, lo cual en términos monetarios significa cuidar los depósitos de los ecuatorianos por 2 900 millones de dólares. También deberán incorporarse aquellas que seguían vinculadas con el Ministerio de Bienestar.

Se espera que las normas de regulación sean consistentes con el tipo de operaciones facultadas a realizar estas entidades y guarden relación con las establecidas para todo el sistema financiero nacional, pues los riesgos implícitos y explícitos son los mismos. Hay que recordar los cambios introducidos en el Código de la Producción permiten a estas instituciones recibir depósitos a la vista que pueden ser utilizados mediante el giro de cheques, lo cual les convierte en la práctica en intermediarios bancarios comunes sin una relación mínima de capital.

4. ¿Qué comentarios merece la clasificación de Ecuador dentro del Ranking Mundial de Competitividad?

El Foro Económico Mundial elabora cada año una evaluación de las características más relevantes sobre el manejo y resultados de la gestión pública y la estructura de los distintos países. Participan 144 y el Ecuador obtuvo la posición 86. Hay una mejora frente al año anterior aun cuando el puesto alcanzado no da para alabanzas.

El tema más delicado y que lleva a una mala calificación es el institucional, pues le lleva a la colocación 131. Por ello la definición sería la de un país con instituciones deficientes. Eficiencia del Mercado Laboral también demuestra la existencia de una normativa poco transparente y carente de incentivos positivos que frente a los demás países le hace poco atractivo. Le lleva al puesto 140. La mejor calificación se obtiene en Ambiente Macroeconómico con la posición 37 que es expectante, mientras Educación por un lado e Investigación Tecnológica siguen con farolitos rojos ya que le demuestra al mundo que el Ecuador no prepara bien a sus ciudadanos ni se interesa mucho por el desarrollo científico. Se ubica en el puesto 91 y 82 respectivamente.