Opinión
Aberlardo Pachano

Inquietudes nacionales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
24 de August de 2013 00:01

1. ¿Cuánto puede costar la inversión y cuánto puede producir y en qué tiempo se puede contar con los recursos del proyecto de explotar el ITT? No se cuenta con cifras sustentadas cuyo detalle permita apreciar los resultados de un trabajo presupuestario serio. Se supone que la etapa de exploración ha llegado a un nivel que permite el inicio de la explotación. Es decir, asumimos que durante estos seis años el Gobierno avanzó dentro del Plan B con los trabajos de investigación geológica y dispone de toda la información para establecer la tecnología a ser usada y los sitios en los cuales realizará las perforaciones pertinentes.

Si esto es así, el tiempo requerido dependerá de la velocidad con la cual la Asamblea conceda la autorización, del fracaso de la consulta popular, de los recursos financieros disponibles, de la posibilidad de utilizar las mejores técnicas de producción. Si todo esto se resuelve de forma armoniosa, el país podría disponer de la producción en lapso de tres a cuatro años. Posiblemente más cercano a los cuatro años.

De acuerdo al estudio realizado por Beicip Franlab en 2004, el potencial del bloque ITT alcanza los 846 millones de barriles de crudo pesado de 14.7° API. La explotación petrolera de este campo supondría la producción de aproximadamente 107 000 barriles diarios durante 13 años, y luego los pozos entrarían en su fase declinante por 12 años adicionales.

La encargada de explotar será Petroamazonas. Tiputini y Tambococha serán los primeros. En el caso de Ishpingo su incorporación será posterior. La inversión en los dos primeros ascendería a 2 800 millones de dólares y la necesaria para iniciar la producción se estima entre 400 millones a 500 millones.

Si las cifras son correctas, el ingreso bruto anual por exportaciones, suponiendo un precio de 70 dólares por barril al tratarse de un crudo pesado sería de 2 550 millones. Si se asume que el costo de producción es igual al pagado a las compañías de servicios de 35 dólares por barril, al Estado le quedaría un ingreso neto anual de 1 750 millones de dólares, que frente a un presupuesto nacional de 35 000 millones de dólares, es el 5%.

¿Qué tan consistentes son estos datos? No lo sé. Los cito utilizando las informaciones públicas y buscando dar sentido a ellas, pues con el resultado de ingresos anuales netos, el Estado podría recibir en 10 años los 18 000 millones anunciados.

2. ¿La extracción en el Yasuní-ITT puede constituir venta anticipada de petróleo? Si la pregunta se refiere a anticipar la venta de una producción futura de este campo para financiar la etapa de inversión inicial, la respuesta es afirmativa. Sí es posible hacerlo, pero sin duda las condiciones serán onerosas. Es factible además que venga acompañada de condicionalidades cruzadas con otras actividades o proyectos de potencial explotación bajo un régimen compartido con empresas privadas.

3. ¿Cuánto dinero le costó al país la divulgación y gestión del proyecto Yasuní-ITT y el fideicomiso y cómo se deshace? De acuerdo con un reportaje de febrero de 2013, la promoción en los dos últimos años costó aproximadamente USD 4,3 millones. Incluye publicidad en medios, impresión de libros, estudios técnicos, eventos y viajes de los negociadores de la iniciativa.

Respecto a la liquidación del fideicomiso Yasuní ITT, en el Decreto Ejecutivo nro. 74, se da un plazo de cinco días hábiles, a partir de su publicación en el Registro Oficial, para que los ministros de Finanzas, de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana convoquen a la Junta del Fideicomiso a fin de que se pronuncie sobre el proceso de terminación y liquidación del patrimonio autónomo. El Ministerio Coordinador de Sectores Estratégicos tendrá el mismo plazo para notificar al Agente Administrativo del Fondo Fiduciario (PNUD) sobre el finiquito del programa.

En el Memorando para la Administración firmado entre el Gobierno del Ecuador y el PNUD se establece que "los compromisos asumidos por las partes perdurarán a la expiración o terminación del memorando hasta permitir la conclusión ordenada de las actividades y la culminación de los informes finales; el retiro del personal, de los fondos y de la propiedad….". A su vez, luego del finiquito del Fondo, cualquier saldo remanente utilizado para un propósito decidido por el Comité de Dirección, o será devuelto al Gobierno.

4. ¿Cuánto significa económicamente que el nuevo puerto se encuentre en Guayaquil, o fuera de la provincia del Guayas? El 80% del valor del comercio exterior que utiliza el transporte marítimo se realiza a través del puerto de Guayaquil y lo hace mediante la utilización del 60% de los barcos que ocupan las facilidades portuarias nacionales. Estos datos señalan de forma concluyente el gran significado que tiene para la economía del puerto.

Si se desea cambiar esta realidad, sería indispensable establecer una política económica que deje en libertad el manejo de los puertos, sin favoritismo alguno y la eficiencia sea la que determine su uso. Cualquier imposición sólo esconde una realidad que descansa en la inviabilidad económica.

5. ¿Hasta qué punto es indispensable ampliar el aeropuerto recién inaugurado? ¿La falta de carreteras y accesos acarrea algún perjuicio económico? Es necesario. No cabe ninguna duda. La limitación de los servicios se sintió desde el primer día de operaciones, algunos de los cuales han mejorado con la provisión de los equipos especializados. El flujo de pasajeros y el aumento de frecuencias son muy superiores a las estimaciones originales del proyecto, pues esas se elaboraron en el año 2002 para un inicio de operaciones en el año 2007, y la realidad del 2013 demuestra una necesidad más amplia que ofrezca confort y seguridad al pasajero.

Las limitaciones del acceso son un lastre oneroso del proyecto. Y lo va a ser por lo menos en una parte hasta mediados del próximo año. El Municipio tiene responsabilidad directa en este inexplicable desfase. El desistimiento de la vía por Gualo y la construcción de la alternativa por Collas es difícil de entender. Además de significar un rodeo que duplica la distancia entre Quito y el aeropuerto, ocasionará dos efectos: encarecerá la transportación diaria de pasajeros y demandará una inversión pública sustantivamente superior a la que se utilizó para su escogimiento.