12 de March de 2011 00:00

Inquietudes nacionales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Abelardo Pachano

1. A finales del año pasado se decía que el aumento del salario básico a USD 264 afectaría el empleo en pequeñas empresas ¿Ha ocurrido?

No se dispone de una información concreta todavía. Sin embargo, la lógica económica es concluyente: aumentos salariales desproporcionados y desvinculados de la productividad desalientan la contratación o el mantenimiento de mano de obra. La evidencia empírica es muy fuerte. Por eso, en las economías que buscan proteger el equilibrio en el mercado del trabajo se utilizan con mucho cuidado, podríamos decir de forma excepcional las decisiones de aumentos generales.

La estructura informal de contratación y ocupación de trabajadores, con una mayoría aplastante de subempleados, responde a esta mala política laboral, que tiene larga data, cuyas decisiones buscan, de forma inconsulta y contradictoria, proteger a la mano de obra que mantiene una relación formal. Ahora agravada con la unificación de todas las actividades y tipos de empresas, grandes, medianas, pequeñas, artesanal, agrícola, en un solo salario mínimo vital y con la obligación de reconocer el diferencial con el nuevo invento del “salario digno”.

La productividad de la mano de obra no es uniforme. Varía de acuerdo con el tipo de capacitación y actividad. Incluso el tamaño y tipo de empresa determina diferentes niveles de valor agregado aportados por el trabajador. Unificar el salario es desconocer esta realidad. El modelo de desarrollo chino o el hindú se sustenta precisamente en la incorporación progresiva de la mano de obra a la estructura moderna de la economía. La sacan de la indigencia, pobreza, la ponen en el escalón más bajo de remuneración formal y luego con perseverancia consiguen subir los escalones a niveles que permiten salir de la informalidad. Para ello prescinden precisamente de políticas deliberadas de aumentos salariales continuos y desproporcionados. Esta estrategia ha incorporado cientos de millones de trabajadores a la economía moderna. Una política laboral flexible es la Alemana y los resultados están a la vista. Pocos desempleados o subempleados.

El modelo ecuatoriano desplaza mano de obra del mercado formal, organizado hacia el informal. Las empresas buscan siempre ahorro de mano de obra en lugar de maximizar su uso y eso es producto de esta política de ajuste salarial general. En este modelo no interesa la eficiencia sino llegar a formar parte de los “afortunados” y “minoritarios” trabajadores formales. Los informales o subempleados que se arreglen como puedan.

2. ¿El anuncio de bajar las importaciones en el país se traducirá en un aumento de precios de los productos importados?

No necesariamente. Todo depende de la forma como lo consigan. Si parten de las prohibiciones, el efecto puede ser ese. Igual si es producto del incremento de aranceles en cuyo caso se beneficiarán también los productores nacionales con la protección conseguida de manera gratuita. Pero si lo hacen con un buen manejo de la liquidez interna, con control del gasto fiscal, la reducción será natural y selectiva. El consumidor escogerá lo que desea adquirir y que la interesa desistir en su demanda.

Se prescinde de aquellos cuyas necesidades no son vitales. Si el presupuesto familiar se reduce o la comunidad dispone de menos dinero, la contracción esperada se produce de una manera natural, sin estrés.

3. La piratería es ilegal pero mantiene empleadas a miles de personas, además que hay una cultura de comprar artículos pirateados. ¿Qué incentivos existen para reducir la piratería?

Es la manera más descarada de robar el trabajo intelectual. Los artistas, los investigadores, las empresas tecnológicas, no tienen respaldo del Gobierno y no reciben una remuneración por su trabajo. Son explotados por todos los que se dedican precisamente a piratear sus invenciones.

Es posible que existan algunos miles de ocupados en estas actividades y muchos compren estos bienes “robados”, pero eso no justifica su existencia y peor su protección. En los tratados internacionales de carácter económico se penaliza fuertemente y se condiciona otros beneficios al combate de estas labores ilícitas.

¿Por qué el autor de una canción o el escritor de un libro deben aceptar el robo de sus derechos? No hay argumento que sustente la defensa de la piratería. Si alguien quiere vender un disco, tiene que hacerlo antes de que aparezcan los ejemplares pirateados.

4. ¿Cómo afectará el déficit comercial a la economía nacional y a los ciudadanos?

La respuesta está condicionada al tamaño del déficit y su posible cobertura o financiamiento. Si la brecha es pequeña, digamos no supera el 1% del PIB, alrededor de USD 550 millones, los efectos, si existen, serán reducidos. Si supera el 2%, es decir es mayor a USD 1 000 millones y el país no tiene manera de financiarlo por la reticencia creada con el impuesto del 2% del ISD al ingreso de capitales, los efectos pueden verse en una contracción de depósitos en el sistema financiero, un menor financiamiento de las actividades, cierta propensión a la mora en el pago de obligaciones -cartera, distribuidores, clientes-, caída de la actividad económica, menores recaudaciones tributarias.

La solución mediante control de importaciones evita este círculo de destrucción de valor aunque por supuesto impulsa otras distorsiones en especial en los precios relativos de los productos con acceso restringido al mercado ecuatoriano lo cual incentiva al encarecimiento de los producidos en el país. El gran perdedor es el consumidor.

5. Dónde es mejor obtener un crédito hipotecario: ¿el Biess, un banco, una mutualista o una cooperativa?

Depende de las características que busque el posible deudor. De su tipo de actividad laboral, de su vinculación con el IESS, del plazo que necesite, del riesgo que sienta frente a su acreedor, de la seguridad que le brinde el prestamista, de su percepción sobre su futuro o de la vinculación o cercanía con otro intermediario financiero.

Según el propio Biess es un banco de inversión, aunque en la práctica es el brazo financiero del Gobierno. Cuando dispongamos del primer balance, que debe corresponder al cierre del año, apreciaremos la estructura financiera, su consistencia y fortaleza. Es de esperar que la Superintendencia de Bancos lo publique con la misma rigurosidad que lo hace con el sistema financiero privado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)