Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
18 de June de 2013 00:02

Hace unos días el Dr. Rodrigo Fierro Benítez comentaba sobre un grupo de médicos que nos reunimos mensualmente, para compartir lecturas en el calor y amabilidad de su casa. Mencionaba en su artículo que, en ocasiones, no podíamos asistir por viajes de trabajo y son esos los que nos ofrecen el tiempo de leer libros que hagan más llevadero un viaje, que de otra manera, sería de largas horas de soledad. Para esos fines, yo no encuentro mejor compañero que un bestseller y debo confesar, sin ruborizarme, que el Sr. Dan Brown me satisface mucho en su lectura. Los debates sobre religión y ciencia de su libro 'Ángeles y demonios', me parecieron muy enriquecedores, y la trama supremamente entretenida. Su último libro, 'Inferno', es uno más de la saga del historiador del arte y experto en semiótica religiosa Robert Langdon, quien es una mezcla de erudito profesor e investigador criminal. A otros les seduce Holmes, o Hércules Poirot yo, debo admitir que disfruto con el profesor Langdon.

Bueno, volviendo a 'Inferno' de Dan Brown, la temática plantea una de los grandes amenazas que enfrenta la humanidad, la sobrepoblación. La preocupación sobre este tema no es nueva, la teoría maltusiana enunciada por el economista británico Thomas Malthus, data de 1798 y anunciaba que la población crece a ritmo geométrico, mientras que, el aumento de los recursos alimenticios, crece a una progresión aritmética, de ahí la importancia que juegan en el equilibrio del planeta las guerras o las pestes. La teoría maltusiana, ha desencadenado seguidores y detractores a lo largo del tiempo y es un tema que se debate en forma recurrente en las ciencias sociales. Uno de los puntos que se discute es el hecho de que los avances de la medicina han logrado un incremento en la expectativa de vida, y un crecimiento de la población "en una progresión exponencial en un sistema de espacio finito y recursos limitados".

Un científico experto en genética es el malo de la novela; él ha decidido tomar acción sobre esta catástrofe inminente que acecha a la humanidad, desarrollando un virus que va a diezmar la población, de esta manera pretende salvar a la especie, recuperando el equilibrio entre el número de habitantes y la disponibilidad de agua, alimento y hábitat.

La trama se desarrolla en Florencia, Venecia y Estambul; entre persecuciones y deducciones, Brown hace una maravillosa descripción de las obras de arte y arquitectura florentina, así como frecuentes citas a la 'Divina comedia' de Dante, de donde viene el nombre del libro, el cual termina con una frase tomada del poeta, que nos debería hacer reflexionar a todos y que dice: "Los lugares más obscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral" .