Enrique Echeverría

Más sobre los impuestos

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 34

“El Municipio no permite construir, pero impone multa por no hacerlo”, afirma el señor Jaime Morillo Batlle, en carta a EL COMERCIO. Revela que desde hace 35 años están afectados los predios por el posible paso de la vía Perimetral Metropolitana. Que se ha tratado de resolver este problema, sin éxito, pero el Municipio impone multa tras multa “por no construir”. Este es uno de los tantos reclamos, a propósito de la elevación absurda del impuesto predial.
Otro ciudadano, propietario de un lote en Pomasqui, por el que pagó el año pasado una cantidad, para 2018 le han subido tanto que fracasó su venta. Todo estuvo listo, pero al enterarse del nuevo avalúo, el comprador dio paso atrás y la venta quedó en minuta.
Por allá, otro ciudadano dueño de corta superficie, construyó ocupando todo el espacio del terreno. Tuvo la oportunidad de comprar un lote contiguo y se encontró con la realidad de que en el Municipio tenían planificado abrir una calle nueva por ese sector. Pero han transcurrido cinco años y no se define nada. Mientras tanto, no tiene permiso para unificar el predio, pero se le exige pagar el impuesto “por lote no construido”
En Tumbaco, zona que –al parecer- la han catalogado como de millonarios, un predio pagó el año pasado USD 1 066,46; mas con el nuevo avalúo debería pagar USD 5 686,07. Lo curioso es que en dos de cuatro rubros, la cuenta incluye tasa de seguridad ciudadana, predios urbanos de la ciudad y cuerpo de bomberos, que ocasiona el pago de USD 3 925,42; y otra cuenta por los mismos conceptos por un total de USD 1 139,63. Seguramente al “predio” lo dividen en dos: terreno y construcciones. Nota que llama la atención es una oferta, no del Municipio, para pagar los nuevos impuestos con tarjetas de crédito “hasta 12 meses plazo”. Significa que el impuesto ya elevado quedaría tal cual y que la oferta pública de revisarlo sería solo una aspiración.
Como ya se anotó hace poco, a nadie le interesa esta gravísima situación de los dueños de predios, menos, a los señores políticos.
En el interior del Concejo Municipal hay peleas de sus concejales, tratando de eliminar al actual Alcalde, asunto ya superado, pero olvidaron que los elegimos para servir a Quito y a sus habitantes, para procurar su tranquilidad y progreso, no para peleas inútiles y perjudiciales. La clase política está perdiendo fe y esperanza de la ciudadanía; y, en un cercano futuro, a lo mejor el sufragio favorecerá a no políticos.
El pueblo del Ecuador si triunfa, como parece el sí en la consulta, perderá otra dosis de fe en los políticos tradicionales, más todavía si algunos de ellos están investigados por haber cometido tropelías; y otros, peor aún, debido a que en el ejercicio de sus cargos se han “alzado con el santo y la limosna” ¿Hasta cuándo, caballeros?