Pablo Ortiz García

Huasipungo siglo XXI

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
4 de April de 2014 00:02

¡No es una ley! ¡No es un decreto! ¡No es una ordenanza!... ¡Es un acuerdo ministerial! Sí, amable lector, a través de un acuerdo suscrito por un Ministro de Estado, se intenta revivir al huasipungo. La novela 'Huasipungo' de Jorge Icaza, publicada en 1934, deberá ser releída a partir de hoy. El huasipungo es un pedazo de terreno en donde los peones de la Sierra ecuatoriana siembran sus propios alimentos. Se trata de pequeñas parcelas que "terratenientes" entregaban a sus trabajadores (fundamentalmente indios), en compensación por el trabajo realizado en la hacienda del dueño. En el Diccionario Quichua-Castellano de Luis Cordero, "huasipungu" es definida como "Porcioncilla de tierra que cultiva el indio en derredor de su choza".

No soy propietario de extensiones de tierras agrícolas o ganaderas. En mis casi 40 años de trabajo, ninguno de mis empleadores me entregó como parte de mi remuneración terrenos para que los explote. Pero como la revolución ciudadana es generosa con los bienes ajenos, y con fundamento en el artículo 276 de la Constitución, que ordena que el sistema económico está "basado en la distribución equitativa… de los medios de producción", ha expedido el Acuerdo 0061 publicado en el Registro Oficial del viernes pasado, suscrito por el ex-Ministro de Relaciones Laborales. Esta maravilla de Acuerdo contiene el Reglamento para la Relación Especial de Trabajo Ganadera (¡no me equivoqué! Así está escrito).

El objeto del Acuerdo es "reglamentar la relación de trabajo especial ganadera" que deben observar aquellas personas dedicadas a las actividades agrícolas o ganaderas. El Acuerdo revive el concepto de "mayordomo o capataz", que es quien ejerce funciones de confianza; representa al dueño de la tierra; y, reside en el lugar de trabajo. Mayordomo, según el Diccionario de la Lengua es el "criado principal a cuyo cargo está el gobierno económico de una casa o hacienda". Capataz es la persona "a cuyo cargo está la labranza y administración de las haciendas del campo". Conceptos reinventados por el socialismo del siglo XXI.

Cuando un propietario de tierras resuelva tener uno o más capataces o mayordomos, gracias al Acuerdo 0061, deberá proporcionar a sus familias y a ellos "una porción de terreno para su cultivo y/o cría de animales". ¿No es esto huasipungo? ¿De cuántos metros o hectáreas? ¿En la misma hacienda, o en otra? ¿Dependerá del número de miembros de una familia la extensión del terreno? ¿Es parte de la remuneración? ¿Se toma en cuenta para el cálculo de las indemnizaciones? Bueno, con lo que me gusta el campo, ¿no querrá alguien un huasipunguero? Me ofrezco a laborar para los "terratenientes" a cambio de un huasipungo en el que sembraré "papitas", "habitas", "choclitos" y otros "granitos" para la fanesca.