Óscar Vela Descalzo

‘La Hondonada’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11

Jumpha Lahiri (Londres, 1967) es una reconocida escritora de origen indio que ha residido y trabajado gran parte de su vida en Rhode Island, Estados Unidos. En el año 2000 recibió el premio Pulitzer por su primer libro, la colección de relatos titulada ‘Intérprete de Emociones’.

Su última novela (Salamandra, 2013) es ‘La Hondonada’, un relato conmovedor que se sitúa en los dos lugares que han marcado la vida de la autora: Calcuta y Rhode Island.
Aquella hondonada que aparece en las primeras páginas de la novela, cuando los hermanos Subhash y Udayan recorren el barrio de su infancia, se convierte desde el inicio del relato en una metáfora muy bien lograda sobre la humildad y la pobreza que envuelve a la gran mayoría de la población india.

En aquella enorme concavidad natural los protagonistas de la historia hacen su vida jugando al fútbol, nadando en invierno cuando allí se forma un increíble lago de agua lluvia, y recorriendo los extramuros del club privado de golf que circunda a la barriada. En el lujoso club que se oculta detrás de la inmensa pared se origina una de las escenas de la infancia de Subhash y Udayan, que terminará marcándoles la vida más allá de lo que ellos imaginan. Una tarde, cuando los hermanos buscaban pelotas de golf extraviadas, deciden franquear el muro para ver con sus propios ojos el lugar en el que jamás habían soñado con conocer. Se despiertan entonces en Udayan los primeros síntomas de la rebeldía que le acompañará siempre y que se constituirá en el punto de inflexión de toda la familia.

En ‘La Hondonada’, Lahiri trata con pasión y profundidad las relaciones familiares en la India del siglo XX, sus costumbres, sus temores y los detalles de la vida cotidiana de su pueblo. Sin embargo, el núcleo de la novela está en el vínculo de sangre que une a padres e hijos, el amor inmenso que debería haber entre ellos por el solo hecho de existir aquel vínculo, y la ruptura existencial que se produce si es que ese amor no llega a ser tal.

La estructura familiar de Subhash y Udayan se resquebraja de forma sorpresiva después de una tragedia que sorprenderá a todo el barrio situado alrededor de la hondonada. Entonces uno de los dos hermanos deberá restablecer el orden natural de la vida familiar aún a costa de su propia felicidad.
El relato, intenso y cadencioso, preciso en la forma e impactante en el fondo, mantiene la sorpresa y la atención del lector con giros sorpresivos, superposición de escenarios y notables cambios de ritmo.

La historia de ‘La Hondonada’ es redonda, completa y equilibrada. El lector sentirá al final un buen sabor de boca aunque en el proceso hubiera experimentado algunos pasajes opresivos. Y notará también que ciertas escenas de la novela volverán por algún tiempo a su memoria. Y muchas interrogantes aflorarán con el tiempo acompañando recuerdos que se quedaron contenidos entre sus páginas... Estos son, entre otros, los efectos secundarios que produce la lectura de un buen libro.

ovela@elcomercio.org