Dimitri Barreto P.

Hipocresía con la trata de personas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 43
Triste 11
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6

Dos centros de tolerancia del norte de Quito son investigados por la generación de recursos económicos a partir del reclutamiento de mujeres de Venezuela, de Colombia, de Cuba. La Fiscalía, que allanó esas casas el 3 de mayo del 2017, presume lavado de activos proveniente de un crimen: la trata de personas.

¿Trata de personas? El Protocolo de las Naciones Unidas sobre la materia aclara que por “trata de personas se entenderá la captación (...) de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza (...) con fines de explotación. Esa explotación incluirá (...) la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”.

Desde 2014, la trata está tipificada en el Código Penal (COIP) de Ecuador al tenor del Protocolo de la ONU: la condena mínima es 13 años de cárcel; la máxima, 26. Según el COIP, la trata se sanciona con independencia de otros delitos que se hayan cometido.

“Las políticas de fronteras abiertas y el atractivo de la dolarización económica aportan a este fenómeno”, concluyó el Estudio sobre la Trata de Personas en Ecuador, publicado en 2012 en el portal de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (Unodc).

Sí. Ecuador avanza en materia legislativa, pero ¿basta? El último diciembre, el Informe Global de Trata de Personas 2016 de la Unodc mostró que entre el 2010 y julio del 2015 en el país se registraron 546 víctimas de trata de personas de Colombia, Cuba y Ecuador: 539 por explotación sexual; 421 menores de 18 años.

Si se irriga la trata de personas es por tolerancia (de ‘clientes’, ‘demanda’) a la esclavitud sexual. A diario, cientos de hombres se abrían paso entre el humo de parrillas y autos en doble hilera hasta una casa sin rótulo. ¿Cómo tal casa, allanada el 3 de mayo, operó años sin permiso de funcionamiento?, ¿cómo lo hizo junto a un centro académico y a una estación del Metro?, ¿cómo con mujeres sin seguro social ni documentos? Simple, con hipocresía.