Patricio Quevedo

Foto instantánea

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
1 de June de 2011 00:02

La fotografía instantánea tiene un doble mérito: la inmediatez respecto del acontecimiento de que se trata y lo reveladora que suele ser del protagonista. Y mientras asistía a la presentación del libro 'Balance de los primeros 4 años de gobierno del Presidente Correa', resultó inevitable admitir la presencia justamente de aquel doble mérito.

El libro de apretada síntesis, pero enjundioso y comprensible hasta el extremo, aun didáctico, con solo 140 páginas de texto, fue redactado por Bernardo Acosta y su equipo de colaboradores, al motivo de los 75 años de existencia de la Cámara de Industrias y Producción. Se lo ‘lanzó’, durante un acto que brilló por la exactitud y la sobria precisión de todos sus detalles. Desde las palabras del presidente del gremio -Nicolás Espinosa- y las del presidente ejecutivo -Pablo Dávila-, hasta el análisis crítico de la obra confiado al Ec. Pablo Lucio Paredes, de la USFQ, por coincidencia además uno de los integrantes de la asamblea de Montecristi donde se formuló la actual Constitución, quien me pareció mucho más inspirado que durante su aventura parlamentaria.

Paredes no perdió tiempo al preguntarse con crudeza si nuestro país estaba avanzando o retrocediendo en la construcción de una sociedad como aquella a la que aspiramos los ecuatorianos. Entre los factores negativos o, al menos muy preocupantes, mencionó a las tendencias caudillistas y mesiánicas, y la falta de diálogo verdadero, así como la abrumadora dependencia hacia lo que ocurra con el petróleo y sus volátiles e impredecibles precios.

También Paredes se refirió al formidable aumento del gasto público y la evidencia de que no se ha dado un ritmo de crecimiento significativo de la producción ni de la productividad. Explicó algunas erradas conclusiones extraídas de las tendencias del comercio exterior y también del volumen de la deuda pública foránea.

A pesar de estos últimos elementos, sostuvo que no hay una expansión de las inversiones productivas y que, sobre todo, no mejoran las ofertas de empleos dignos para una población joven que busca la oportunidad de incorporarse a la obra nacional conjunta. Aseveró que si se han abierto unos 100 000 puestos de ocupación ellos solo forman parte del sector gubernamental, de suerte que siendo indispensable unos 400 000 empleos, resulta que hay un gran vacío de otros 300 000 sitios de trabajo.

Tuvo especial novedad, a propósito de la Constitución de Montecristi, la explicación de Pablo Lucio Paredes acerca de las diferencias conceptual y de la vida práctica, entre el Estado de Derecho, centrado más bien en el individuo y la familia, y las proyecciones del Estado de derechos con nuevos grupos y protagonistas hasta el estilo de gobierno.

Sobre el tema cambiario, expresó que podría estar viviéndose un ‘gran espejismo’ con los riesgos que podría implicar.