María Cárdenas R.

¿Festejos?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 60
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 35

¿Qué festejamos? Montan, fiestas por doquier, tarimas con globos verdes, con músicos y actores que, probablemente, todos o muchos, son candidatos a las más altas dignidades, actuando como si supieran más allá de sus caritas conocidas. Atrevimientos que quitan la dignidad de un pueblo que, alimentado de mentiras y palabrería en medios y redes sociales, está perdido en las danzas de poder. Lanzan propaganda, ¿qué ganó Ecuador?

Tenemos, en nuestras manos, la herramienta más valiosa: un voto.

Llegó el momento de la verdad y, aunque vivimos en el país de los increíbles, donde las realidades no se pueden imaginar, menos aceptar, Ecuador, su pueblo, tiene que vencer.

Tenemos carreteras, mientras, los políticos de oposición, en su mayoría, demuestran su falta de madurez y exceso de vanidad. Abrieron su egoísmo, demostraron su falta de responsabilidad y seriedad. Aún, con la soga al cuello, nuestro país merece el triunfo ante la burla y el abuso de poder, ante la vanidad y ego irresponsable de todos los que pretenden representarnos, con la debida exclusión de un binomio que no ha variado su camino y decisión.

El amarre entre candidatos de oposición y el poder actual, es obvio, para quien no padece de ceguera por decisión propia, con uno de los políticos más reconocidos a la cabeza, bailando al ritmo del gobierno, seguramente, como auto protección, pero dividiendo un voto y, proponiendo, por el segundo en las encuestas. ¿Son confiables las encuestas?

No es momento de callar. Ni de sorderas o cegueras por conveniencia. Las ideologías sólo han demostrado lo que puede suceder cuando las mismas están a punto maduro. Las ideologías, cualquiera, del siglo pasado o del XXI, nos separan. Son nuestras angustias y esperanzas las únicas que pueden unirnos al usar nuestra única herramienta de lucha, unos pedazos de papel, cuya validez no podemos probar, así como tampoco, el sistema de conteo.

¿Podemos festejar una década de abuso de autoridad, en la que la relación de poder se ha exacerbado, jerarquizado y nos ha desigualado? ¿Festejaremos la burla generalizada? Comentario lanzado al aire, por quien más debería respetarlo. Desprecia y ridiculiza al pueblo, a quien se deben todos, porque les regalaron el poder, en la búsqueda del cumplimiento de sus sueños.

Sueños que se han satisfecho con un sánduche y una cola. Este es el momento de la verdad. De valentía, sin pelos en la lengua y, dejando un pasado político repetitivo y falto de madurez. No al festejo de los millones, la burla y el abuso de poder.

No es momento de marchas ni redes sociales. Momento de conciencia, tomar la responsabilidad, nuestro derecho, el voto. Un voto por cada empadronado, si los padrones se han actualizado.

Una serie de x en lugares estratégicos, sin descuidos ni desvíos. No por el segundo en las encuestas sino, por quien demuestre que su camino es la lucha anti corrupción y el cumplimiento de la esperanza del pueblo de cambiar. Momento de la verdad y, tenemos un voto.

[email protected]