Sergio Muñoz

Feroz ofensiva contra prensa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
21 de March de 2014 00:03

La dinámica de los gobiernos autoritarios no cambia. Conforme avanza la represión contra los que protestan contra la violencia, la escasez de productos, el aumento de la criminalidad, el Gobierno aumenta la embestida contra los pocos medios independientes que quedan. El presidente de la Asamblea de Venezuela, Diosdado Cabello, ha lanzado una feroz ofensiva contra Teodoro Petkoff, el columnista Carlos Genatios y el diario Tal Cual.

Los acusa de difamación agravada porque en una columna Genatios, exministro de Ciencias de Hugo Chávez, hizo una cita de un comentario que apareció en las redes sociales en el que Cabello respondía a quienes se quejaban del aumento de la criminalidad: "Si no les gusta la inseguridad, váyanse". Una frase que, posteriormente, Cabello desmintió. Una jueza de Caracas ha admitido la demanda penal, de ser encontrados culpables, podría condenarlos a cuatro años de prisión y a multas millonarias.

Nunca, en la accidentada historia del periodismo venezolano, se ha hecho responsable a un diario por la opinión de un articulista. Yo soy colaborador externo de Tal Cual y ahora dudo si debo pedirle a mi editor que publique esta columna. No temo una acción legal contra mí que resido en el extranjero, pero ¿meteré en más problemas al diario para el cual escribo? ¿Será mi columna un nuevo pretexto para perseguir a mi amigo Teodoro? ¿Debo intentar ser imparcial ante un conflicto en el que la gente pierde la vida cada día porque el Presidente disminuye su autoridad real y moral? ¿Debo confiar en un diálogo sensato con un Estado que es violador del estado de derecho? Le pregunto a Charles Shapiro, exembajador de EE.UU. en Venezuela, ¿qué se puede hacer para impedir el atropello? "Esta es solo una nueva faceta de un Régimen autoritario que utiliza las instituciones contra sus opositores (...). El fallo ya estaba decidido, el juicio es una farsa, los tribunales no son independientes".

Le pido opinión al expresidente colombiano César Gaviria: "No puedo quedarme callado porque el silencio me hace cómplice. Hoy, en Venezuela, se está poniendo en grave peligro la libertad de prensa y expresión y el respeto por los derechos humanos, se están generando muertes de origen político muy ajenas a la tradición democrática".

La declaración del costarricense Óscar Arias, el brasileño Fernando Henrique Cardoso, el chileno Ricardo Lagos y el peruano Alejandro Toledo condena los hechos y demanda el "cese inmediato de la persecución contra los estudiantes y los líderes de oposición y la liberación de Leopoldo López" y llama a la comunidad internacional a sumarse a un esfuerzo concertado por la democracia y la preservación de la paz.

Condena que contrasto con la servil declaración de Unasur que apoya a Maduro y el silencio cómplice de México, y me doy nuevos ánimos para pedirle a Teodoro que siga con la misma valentía con la que ha vivido toda su vida. Con ese valor que lo ha llevado a escribir un editorial en la primera plana de Tal Cual: "No nos callarán".