Enrique Ayala Mora

Experiencia y consulta

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
29 de March de 2013 00:01

Una de las disposiciones de la Ley de Educación Superior vigente, establece la existencia de un Reglamento de Doctorados. Este instrumento debe ser aprobado por el Consejo de Educación Superior. Hasta tanto, está vigente el reglamento emitido por el Conesup, con las disposiciones complementarias ya emitidas por el CES y el Ceaces en lo referente a la capacidad de presentar programas de posgrado de las universidades que obtuvieron la calificación A en el la evaluación dispuesta por el Mandato 14.

Una amplia discusión y consulta sobre el nuevo reglamento es fundamental. Para ello, parece indispensable que se realicen varias actividades promovidas por el CES. Debe procurarse una amplia distribución de los materiales que existen sobre los doctorados en el país. No son muchos, pero su lectura va a permitir un conocimiento de las experiencias pasadas y de la aplicación de normas anteriores.

Es también importante la organización de seminarios temáticos. Estos eventos deben ser varios, de modo que permitan conocer el acumulado que existe y las propuestas que se han formulado. Deben ser pensados como eventos en que se presenten ponencias previamente solicitadas, con los respectivos comentarios preparados por escrito. Deben durar al menos dos días a tiempo completo, que permitan una discusión apropiada. Las ponencias no pueden improvisarse. Deben ser solicitadas con varias semanas de antelación, de modo que sus autores puedan prepararlas .

Hay temas específicos que merecen una o varias ponencias (por ejemplo, el modelo general de doctorado, el currículum flexible, las normas sobre docencia, la naturaleza de las tesis, las especificidades de los programas de Ciencias "duras" o sociales, etc.) También sería bueno contar con un diagnóstico de demanda, al menos de carácter exploratorio. Como parece que primero debería ser emitido el Reglamento de Régimen Académico General, habrá tiempo para que estos seminarios se preparen. La presencia de personas que vienen del exterior a compartir experiencias es fundamental. En el mundo hay mucha producción sobre el tema y puede resultar muy útil su conocimiento a nuestro país.

Sería muy aconsejable organizar grupos de trabajo liderados por vocales del CES, cuya misión sería presentar observaciones sobre aspectos específicos que el Reglamento debería contemplar. Este trabajo dará mayores insumos para emitir buenas normas.

Mientras más amplia sea la consulta, resultará mejor el nuevo reglamento. Sobre todo en ciertos aspectos, los temas requieren opiniones de personas con experiencia. Por ello, la presencia en la preparación (por ejemplo en los seminarios especializados) de los académicos que fueron miembros de la Comisión de Doctorados del Conesup sería útil. Una vez más contar con experiencia y amplia consulta es la clave.