Oswaldo Jarrín R.

Blindar la frontera

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 24
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los criminales atentados terroristas, que conmocionan a Europa y al mundo, reclaman mayor atención para incrementar nuevas modalidades de inteligencia y políticas de seguridad y defensa, en las que se revisen el enfoque de apertura de fronteras y la libre movilidad en el espacio Schengen, aunque hayan servido de ejemplo para otras regiones del mundo.

En dos aspectos fundamentales, se encuentra la razón para el aparecimiento de las guerras nuevas llamadas también asimétricas que desde Oriente Medio transcienden geopolíticamente a Occidente y dan mayor justificación al choque de civilizaciones.

Por una parte, hay una despolitización del enemigo, lo que significa según Lauret Gayer, del Centro de Investigaciones Internacionales de París, que vivimos una era de transformación de los conflictos y de una criminalización generalizada que conduce a un desorden sin fin.

El otro aspecto radica en reconocer que las amenazas son ahora difusas, híbridas y mutantes, que se adecuan a los intereses, particulares de organizaciones que sin ser estados entran en confrontación y ponen en riesgo la estabilidad internacional. La desterritorializacion de estas amenazas elimina los linderos del crimen organizado transnacional, narcotráfico, terrorismo, tráficos de armas y materiales radioactivos, piratería, grupos ilegales armados, guerrilla, conflictos étnicos religiosos y de dominación ideológica.

Los informes del relator de la ONU, Philip Alston, sobre bandas criminales y la situación de la población fronteriza ecuatoriana; así como la de Jay Bergman de la DEA, para quien el Ecuador se estaba convirtiendo en ‘naciones unidas’ del narcotráfico y el de Luis Varese, de Acnur, quien manifestaba que en los refugiados había delincuentes no registrados ni sancionados, fueron considerados exagerados y descalificados.

Actualmente, se dice que todavía se investiga la presencia por seis meses de Al Sakhadi supuesta terrorista siria, quien permaneció seis meses en el Ecuador antes del atentado terrorista en París.

Un Estado que no es capaz de proteger a sus ciudadanos pierde legitimidad, lo cual es crítico en el periodo que atraviesa el país. Y para dar una solución inmediata, se envía 100 soldados a la frontera y se acuerda con Colombia la conformación de una Fuerza de Tarea Conjunta, con lo cual se cree que queda “blindada”, la frontera. ¿Acaso esta medida da solución a la falta de cobertura aérea por inexistencia de radares, y de helicópteros para la movilidad aérea?.

Lo inadmisible está además en la “decisión política” tomada (Estrategia sin Política, EL COMERCIO, 10 de Marzo, 2015), que sin topar la política permisiva de movilidad universal ni las medidas que reactiven el Plan Ecuador, se deciden acciones que deberían previamente ser determinadas por el Presidente de la República, en el Consejo de Seguridad Pública y del Estado.