Oswaldo Jarrín R.

Escalada Siria

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
25 de February de 2012 00:01

La ONU condenó las violaciones a los derechos humanos del Régimen Sirio y exigió una transición democrática sin dilación.

La liga Árabe presentó un proyecto de sanciones económicas, y pidió a la ONU conformar una fuerza de paz conjunta para Siria.

La Conferencia de Diálogo 5+5, de los países del Mediterráneo, apoyó al proyecto de la Liga Árabe sobre el aislamiento del régimen sirio y mayor presión económica, para que Siria abandone la violencia, atienda las reivindicaciones del pueblo sirio y amplíe la democracia. La Comunidad Europea en coordinación con los Estados Unidos decidieron varias sanciones económicas.

Túnez ha programado una Conferencia de ‘Países amigos de Siria’, para el 24 de febrero próximo incluyendo a la Liga Árabe, Rusia, China, India, Brasil, Unión Europea para denunciar la violencia de la que son víctimas los civiles, apoyar las reivindicaciones justas y legítimas del pueblo sirio.

Estos evidentes esfuerzos demuestran que el sistema internacional continúa siendo caótico en cuanto a la interpretación de la soberanía popular que frente a 5 500 muertos, como en Siria, se mantiene un pertinaz cálculo de intereses, acumulación de poder y con los respaldos que reciben, se sienten garantizados para el empleo de la fuerza a despecho de las organizaciones internacionales a las que desconocen por no amoldarse a sus intenciones.

Este dominio de la escalada con el veto de China y Rusia, al que se agrega Irán con su revolución islámica, dominancia chiita, nexos con Hezbolá y Hamas, ha creado un balance de poder que da cierta estabilidad temporal a la región, creando nuevos espacios para otras visiones.

Una intervención militar enfrentaría un sofisticado sistema de defensa sirio, apoyado por Irán, y Rusia, lo cual modifica el escenario sustancialmente; no es una solución, es de elevado costo social y se ha deslegitimado la resolución del Consenso de Naciones en el marco de la ONU en 2005, denominada Responsabilidad para proteger R2P, en que se amparaba la intervención militar

Ni siquiera la opción de una fuerza de paz conjunta entre la ONU y la Liga Árabe es aceptada visto el fracaso de la misión de observadores de la Liga Árabe y la desconfianza que generaría una fuerza una vez que se ha conformado un Ejército Libre de Siria. Desvanecida la opción de intervención militar, queda pendiente el cambio de régimen de Assad, a lo cual se oponen China y Rusia, lo cual no significa que sea el tema central de la crisis, porque encubre lo geopolítico, que tienen que ver con las aéreas de influencia de las potencias y posición estratégica en el Mediterráneo, la revolución islámica, dominancia étnica, problemas territoriales e incertidumbre del pueblo Kurdo acerca de su destino. Temas de gran carga para las decisiones de problemas no resueltos, por lo que no está en juego el cambio del régimen, sino la paz regional.