Alfredo Negrete

Enroque para magos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
20 de March de 2014 00:03

Por conocimientos generales se sabe que el enroque es un juego táctico del ajedrez que permite en forma exclusiva el cambio de posición del Rey por la Torre. Es una táctica defensiva o disuasiva frente al adversario -en Ecuador se los denomina enemigos- que acechan o amenazan la estabilidad real. Esta figura puede ser aplicada al tablero político cuando se producen cambios o reciclajes políticos carentes de una compresión inmediata y que dejan al libre albedrío, el éxito o fracaso de la movida por parte del mago que ejecuta la maniobra.

Esta reflexión es aplicable cuando el viernes anterior se conoció que Carlos Marx Carrasco, indiscutible emblema del Régimen, abandonaba la estratégica y temida institución -que para los evasores era como la Gestapo o la KGVD-, y se lo incluía en el Ministerio de Asuntos Laborales. Una jugada similar se hizo con Ramiro González cuando se lo defenestró del IESS y se lo desplazó hacia un Ministerio de segundo orden; aunque la movida resultó costosa pues el sustituido terminó de Ministro, líder de un movimiento afín al Gobierno, pero con voz y presencia propia en el Gabinete, con asambleístas y concejales de su partido en un ensayo para medir el celo y la envidia de los militantes más frágiles de Alianza País.

Con el exdirector del SRI la situación es diferente, compleja y las lecturas iniciales, difíciles. Una primera es que se le agotó la agenda de trabajo y estaba extenuado, pero debieron haberse conocido síntomas antes de las elecciones y no después. Una segunda consideración es que los nuevos tiempos económicos exigen suspender o atenuar, aunque sea provisionalmente, el sistema de tenazas para el sector privado. No se puede seguir simultáneamente con ajustes tributarios del tipo de una soga mojada que se seca lentamente; una rígida política arancelaria; impuestos a la salida de capitales, restricción de importaciones. Era necesario un ablandamiento de la política global si en realidad se convoca a una nueva matriz productiva.

Finalmente, en tiempo de reelecciones indefinidas o alternas, no es descartable considerar una explicación estrictamente política. Que se haya inaugurado un programa de viveros con tres o cuatros especímenes que pueden ser utilizados en caso de emergencia sucesoria. Debidamente abonados y con los nutrientes necesarios pueden estar listos si las situaciones apremian Los enroques que sufrieron Carlos Marx Carrasco y, en otra circunstancia, el actual Ministro de Industrias son diferentes a los cambios de fichas o simples reciclajes con los que el Gobierno se movió en sus inicios. Los anteriores fueron meros refrescos o parches tácticos para quienes no es que valen para todo, sino que por los imperativos del proceso sacrifican cualquier identidad con tal de estar siempre en la camioneta de la victoria, aunque esta empiece a tener algún problema con el acelerador.