Rodrigo Fierro

Las elecciones en el Perú

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
2 de June de 2011 00:02

En este mundo globalizado, hechos que no nos van ni nos vienen, inclusive aquellos que se producen en lugares inciertos, no dejan de exigirnos opiniones y hasta pronunciamientos que a veces no llegan a otro nivel que al meramente personal. Desde luego que este no es el caso de las elecciones para Presidente de la República que tendrán lugar en el Perú el próximo domingo.

Se trata de un país vecino, un importante socio comercial, con el que luego de centenarios amores contrariados los ánimos de parte y parte no están para nuevos enfrentamientos sino para la construcción de obras de tanta trascendencia como que el beneficio compartido nos permite soñar que una imaginaria línea de frontera con el tiempo se irá borrando del mapa. Es así y únicamente así que llegaremos a la integración sudamericana.

De ahí mi especial interés por aquella contienda electoral y que me haya dado modos para que los programas de gobierno de Keiko Fujimori y Ollanta Humala llegaran a mis manos. Pese a un crecimiento del 5 por ciento mantenido por años, los aspirantes a la Presidencia del Perú dan la impresión de que llegarán a dirigir un país que no ha salido del subdesarrollo, y en el que casi todo está por hacerse, comenzando por la inclusión social ante una inequidad abrumadora. Tan es así que la derechista señora Fujimori habla de bonos para los marginados y Humala se empeñará en ofrecer bienes y servicios básicos para buena parte de la población que carece de ellos. Subdesarrollado y minado por la corrupción Keiko y Ollanta, se empeñarán a fondo en combatir el delito y la corrupción; crearán nuevas instancias, o potenciarán las existentes con tal propósito. Desde luego que hay diferencias y no es así porque sí que los más destacados intelectuales peruanos ven en Keiko Fujimori el mayor peligro para la convivencia civilizada, y no precisamente por ser hija de su padre sino porque le apoyan las fuerzas más retrógradas. En tal dirección apunta la renuncia de Vargas Llosa a continuar escribiendo en EL COMERCIO de Lima. Me figuro que la Academia, los investigadores científicos, sabrán apreciar lo que significa que Humala dedique en su programa 9 páginas en un coherente plan de desarrollo científico, tecnológico y de innovación. A Fujimori le bastaron 20 líneas de generalidades.

En el debate presidencial, transmitido por la CNN, quizá porque no convenía, no se trató de política internacional. Un tema supercandente. Cuando Alan García hace pocos días estuvo en Quito manifestó que estaba seguro que Ecuador no le daría por la espalda a su país y que debíamos desarmarnos en la frontera común. ¿Se avecina un catastrófico conflicto armado con Chile? Los comerciantes de armas ¿por quién sentirán más simpatía, por Keiko o por Ollanta? La señora Fujimori es de armas tomar.