S.O.S. por Zaruma

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 24

Hablar de Zaruma nos evoca la belleza de sus construcciones, sus empinadas calles, su comida, el calor de su gente.

Pero hablar de Zaruma y sus paisajes montañosos también nos lleva a recordar su historia que, no en vano, tiene a la minería como una actividad primordial de la región desde la Colonia.

Los sucesos de fin de año, el derrumbe de edificaciones, la voz desesperada del Alcalde, fueron un llamado a la acción, en su orden, a las autoridades del ramo cantonal y provincial. Luego el tema escaló hasta el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional.

Quizá esa entidad pueda encontrar los recursos para las obras urgentes de apuntalamiento que garanticen la seguridad de las edificaciones y, muy especialmente, de la vida y la integridad de los vecinos de la ciudad de Zaruma.

El cabildo zarumeño, dentro de su presupuesto de USD 5 millones anuales, no cuenta con una partida para este tipo de obras, ahora prioritarias.

En cuanto al aspecto histórico de la ciudad, la Ley de Minería es clara: las concesiones no pueden afectar el patrimonio cultural del Estado.
EL COMERCIO publicó ayer un reportaje donde se evidencia el número de concesiones: 45. Hay 65 kilómetros de galerías, sumando las de Portovelo y Zaruma. De las minas se extrae material que genera riqueza, pero la actividad ilegal muchas veces sigue su marcha, más allá de la extracción permitida, y eso causa inestabilidad en el suelo de la ciudad. Hay que actuar ya.