Turismo en el Cotopaxi

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 15

La noticia es bien recibida por decenas de operadores que se dedicaban a trabajar con miles de turistas extranjeros y locales.
Las bellezas naturales del Ecuador son una fuente de asombro para propios y extraños. Crean fuentes de empleo y generan riqueza en una actividad recreativa y sana donde las haya.

El 15 de agosto, y tras varios meses de observaciones científicas y complejos indicios de una posible erupción, el Gobierno decidió decretar un estado de excepción que conllevó el cierre del Parque Nacional Cotopaxi.

Entonces las jornadas de preparación, simulacros, recursos destinados a la eventual emergencia y una gestación de verdadera conciencia en las zonas de riesgo -siempre una indispensable y permanente actitud - mostraron su cara poco amable con impactos económicos.

La producción en la provincia del Cotopaxi sufrió estragos y el turismo en torno al volcán se paralizó.

Lo que fue una fuente de trabajo se convirtió en una pesadilla para empresarios, empleados y comerciantes.

Por eso es que, mientras nos acostumbramos todos a dormir en esta tierra de volcanes con un ojo abierto y en permanente actitud preventiva, la reapertura del Parque Nacional Cotopaxi es saludable, y todos debemos apoyarla.

Los días difíciles del cierre y las pérdidas económicas habrán de ser revertidos con apoyo solidario de los turistas nacionales. La reapertura debe ser un bálsamo para los operadores. Su divulgación profusa es tarea de todos.