17 de April de 2013 00:01

Terrorismo en Boston

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Boston era una fiesta. La ciudad y sus alrededores vivían el ritmo de una de las carreras pedestres más famosas de Estados Unidos y del planeta.

El pulso de los atletas se ponía a tope en los tramos finales del agobiante recorrido. El público mostraba su respeto y aplauso a los esforzados deportistas. Los familiares y amigos se contagiaban de una emoción especial.

De pronto un estallido. La sangre se helaba y la pregunta contenía la incertidumbre. Otra explosión seguida era el preámbulo del ulular de ambulancias. Pasaban los heridos y sumaban más de 100. La triste noticia al final de la tarde contaba tres muertos, entre ellos, un niño.

La ciudad se estremecía; EE.UU. veía perplejo la noticia y las imágenes del terror sembrado hace una década volvían a la memoria. El mundo miraba atónito y la solidaridad y el dolor humano se hacían uno.

El presidente Barack Obama, con prudencia, anunciaba que no había indicios de los orígenes de las explosiones y prometía investigar con profundidad. Lejos de la especulación o las conjeturas apresuradas.

Las primeras investigaciones hablan de artilugios caseros: una olla de presión, algunos perdigones. Las preguntas surgen por miles. ¿El acto terrorista fue producto de un complot extranjero, o de una mente desquiciada como las tantas que han teñido de sangre escuelas y centros comerciales? Nadie lo sabe. Solo queda el dolor.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)