Semestre de expectativas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 33
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 3

Junio será en parte determinado por un antes y un después en varios aspectos de la vida pública.Los nuevos impuestos impactarán en la economía. La contracción, ya creciente y causada por la caída de los precios del petróleo, entra en una nueva etapa a causa del terremoto.

La agudización de las dificultades la vivimos desde el 16 de abril con la tragedia que causó dolor y grandes pérdidas. El Gobierno estima en USD 3 440 millones el costo de los daños.

La adaptación de la sociedad a un ajuste de dos puntos porcentuales del IVA, salvo en las provincias de Manabí y Esmeraldas, toma tiempo y tiene sus innegables impactos. Será necesario conocer mejor el sistema de devolución para varias transacciones.

La rectificación oportuna en materia tributaria sobre la gasolina súper fue positiva. Acaso primó un análisis de las cifras o el innegable desgaste político que hubiese acarreado la medida en un año eso podría pesar en las elecciones.

El Gobierno tiene la tarea de ajustar los procesos y ser cauteloso en todas las decisiones para preservar la confianza. En esa medida, siguen luciendo necesarias las explicaciones y aclaraciones sobre el sistema del dinero electrónico, en el objetivo de cuidar la moneda dólar. La sociedad busca que se concreten las fórmulas de austeridad y cuidado del dinero público. La venta de activos no es tan fácil ni rápida. Ojalá se pueda establecer un plan austero y sin más deuda para salir del bache.