Restauración y revolución

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 18
Contento 0

Para hablar de problemas y soluciones comunes un grupo de prefectos y alcaldes claramente identificados con posturas distantes a Alianza País se dio cita.

Los convocados por el alcalde de Guaranda, Ramsés Torres, no pertenecen a un solo partido, son militantes o líderes de distintas tendencias ideológicas que la diversidad democrática expresa y la convivencia civilizada garantiza.

Si bien los representantes de varios Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) insistieron en que no se trataba de una reunión política, su sola condición los indentifica como políticos.

Pero esto no constituye, ni mucho menos, un problema ni debiera ser estigmatizado por el Régimen y sus partidarios.

Expresiones como: “por qué se reunieron en Guaranda y no en Miami” o la reedición del discurso de una supuesta restauración conservadora no tiene sentido ni deben tener cabida en una sociedad democrática. La expresión plural y diversa del pensamiento, la libertad de agruparse políticamente y abrazar una idea y hasta tener un carné de afiliación no debe ser motivo de alarma para nadie y mucho menos de escarnio público.

La sobre reacción y la réplica de la Asociación de Municipalidades con alcaldes cercanos al Régimen fue la respuesta política al cónclave de Guaranda.

Pero si alguno de los líderes de la cita de Guaranda buscase en el futuro una candidatura presidencial y si le favorece la voluntad popular como ocurrió en tres elecciones seguidas con Rafael Corra a nadie debiera llamar la atención.