14 de July de 2011 00:01

RECOMPENSAS

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los 10 delincuentes más buscados pronto tendrán precio. El Gobierno, al estilo de otros regímenes del pasado, ofrece recompensas para dar con el paradero de los antisociales de mayor peligro.

Pero la medida, pese a ser seguramente bien recibida por sectores agobiados por el azote de la delincuencia y la violencia, no deja de sorprender.

Las autoridades han emprendido con un discurso descalificador contra los medios por los enfoques informativos y por cuanto consideran que ha crecido el número de noticias sobre temas relativos a la delincuencia.

Cierto es que ese número es mayor que antes. La verdad es que los medios solo registran aquello que ocurre. Algunos lo hacen con mayor crudeza -incluso algún medio incautado y controlado en sus contenidos por el Gobierno-, pero la realidad no se puede ocultar. En el país ha crecido el rango de violencia en los delitos.

Hay sicariato, algunos uniformados han atribuido crímenes al ajuste de cuentas entre bandas, aunque luego lo hayan querido disimular. Así alguien podría justificar las muertes. Las bandas aumentan su influencia y los ciudadanos se sienten indefensos ante el presente estado de cosas. Los datos de un informe del Relator de Naciones Unidas fueron tan reveladores como espeluznantes.

Nada se gana evitando o intentando desconocer su validez. Las operaciones de narcotraficantes vinculados con bandas internacionales se muestran cada vez más continuas y su influencia en la sociedad más preocupante.

Ante esa realidad, que no inventan sino que reflejan los medios, la impotencia del Estado es manifiesta. Ni la fuerza pública ni el sistema de justicia responden a la urgencia del tema ni al grado de descomposición. La campaña ‘los más buscados’ puede ser solo un paño de agua tibia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)