Más puertos, menos fletes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 10
Contento 5

Los puertos marcan el pulso del comercio y el desarrollo de un país.El anuncio del impulso a los puertos de Posorja y Puerto Bolívar ha mostrado perspectivas interesantes y alternativas de apertura.

Y es verdad que, por distintas circunstancias, el puerto de Manta, que prometía mucho hace una década, se ha detenido. Merece un impulso, no solo en función de las potencialidades de Manabí sino para motivar una respuesta ante la adversidad del terremoto.

Pero hay una contradicción: mientras avanza la construcción de nueva infraestructura -que dará cabida a barcos de mayor calado y permitirá que aquellas naves más grandes y con gigantescas capacidades de carga que pasan por el Canal de Panamá y sus nuevas esclusas acoderen en Ecuador-, la actividad ­portuaria ha sufrido un frenazo.

Conviene ver un reportaje publicado por EL COMERCIO el viernes último, que analiza la disminución de los fletes. La explicación se encuentra en al menos dos factores confluyentes. El primero, el fuerte impacto de las salvaguardias y sobretasas arancelarias a varios productos de importación, que buscaba disminuir el desequilibrio de la balanza comercial. Bajó el comercio.

Otro factor es la contracción eco­nómica, motivada por la caída del precio del petróleo.
La apertura con la Unión Europea y los nuevos acuerdos comerciales, como el que podría sobrevenir con Corea del Sur, pueden dar una vuelta de página a esta realidad.