25 de August de 2010 00:00

PRECAUCIÓN ELÉCTRICA ANTE LA SEQUÍA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Es tiempo de tomar todas las precauciones para evitar que la sequía estacional que vive el país desde octubre hasta febrero afecte a la generación de energía eléctrica y se produzcan apagones.

Los expertos del Instituto de Meteorología e Hidrología señalan que este verano en el sur del Ecuador será tanto o más duro que el del año pasado. Esta vez sería imperdonable que el estiaje tome a las autoridades sin las medidas preventivas adecuadas.

Para combatir la creciente demanda de energía eléctrica, que según los datos oficiales crece cada año en 6%, es indispensable adelantar todos los trabajos que logren poner a punto las centrales térmicas que funcionan con combustible costoso por los precios internacionales.

En el momento, varias de estas plantas térmicas están paradas o entrarán a reparación. Sería deseable que estén listas para generar desde octubre, o especialmente en enero y febrero, cuando la situación podría tornarse crítica debido a que no se ha concretado la contratación de 170 megavatios de generación térmica.

Es importante, empero, señalar que el embalse Amaluza, de la presa Paute, este año recibirá el caudal ya acumulado desde abril en Mazar, una obra postergada por décadas y siempre considerada por el volumen (cuatro veces mayor al de Paute) indispensable para operar el sistema integral. Una de las dos turbinas de Mazar aún no opera.

Están pendientes los trabajos de reparación y mantenimiento de otra central hidroeléctrica, San Francisco, que está en manos estatales y que pronto volverá a ser operada por Odebrecht, admitida por el Gobierno después de su expulsión en el 2008.

Hay que tomar medidas ya, para no sufrir apagones, y evitar el tremendo costo que causa la falta de energía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)