Ajustes presupuestarios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 57
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 11

La contracción económica que vive el país es indiscutible y las advertencias presidenciales de hace un año se cumplen.

Esta semana se conoció que vendrá un recorte presupuestario de al menos 17 % . Era lógico y es indispensable. Los más de USD 36 000 millones siempre sonaron desproporcionados y también el cálculo exagerado del precio del barril de petróleo en el instrumento económico.

La realidad obliga a bajar el Presupuesto del 2016 a USD 30 000 millones y poner un barril a USD 40, una cifra más realista. Allí es donde radica el núcleo del problema. El Ecuador recibió durante muchos años importantes ingresos por la exportación de crudo. Pero hay cambios mundiales. La geopolítica y las estrategias energéticas planetarias pesan.

El Gobierno empezó su primer ejercicio fiscal , allá por el 2007, con USD 8 600 millones. El crecimiento del Presupuesto ha sido exagerado. Se movió el gasto público y crecieron la burocracia y la incidencia del Estado en la economía.

Además la deuda pública, que pagaremos todos en los próximos años, tiene su peso y alimentó la inversión y también el gasto. La factura durará varios años.

El pedido de austeridad y ahorro se cuestionó desde el poder. Hoy parece nítido. Era lo que había que hacer.

El Régimen tomó otras decisiones. Se transparentan los subsidios para que la gente tome conciencia de los beneficios que recibe con dinero público. Además se recortarán USD 300 millones en diésel y fuel oil. Está bien, hay que sincerar las cosas aunque venga algún ajuste.