Juntos contra el delito

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 17

Un paso importante en el contexto del VI Gabinete Binacional dieron ayer los presidentes de Ecuador y Colombia, para enfrentar los problemas persistentes en su frontera común, que desde luego no se reducen a la seguridad.

Juan Manuel Santos y Lenín Moreno acordaron fortalecer el trabajo conjunto en la frontera de los dos países, en materia de Inteligencia e intercambio de información, para de este modo apoyar el trabajo de las fuerzas armadas frente a la delincuencia organizada.

No solo en San Lorenzo -donde hace unos días explotó un cochebomba frente a una guarnición policial-, sino a lo largo de toda la frontera persisten las actividades delictivas a cargo de fuerzas irregulares, con más énfasis desde la desmovilización de las FARC.

En Sucumbíos, por ejemplo, el Ejército desmanteló casi a semana seguida dos campamentos de ex guerrilleros. La geografía fronteriza es buscada para el narcotráfico, el tráfico de armas y explosivos, la minería ilegal y otras actividades que dan más fuerza a las organizaciones delictivas.

También se decidió fortalecer el control migratorio entre ambos países y establecer el control del Fondo Binacional para proyectos en la zona de frontera, desde infraestructura y conectividad hasta asuntos ambientales, pasando por los aspectos económicos, sociales y culturales.

La decisión de enfrentar sistemáticamente un problema común es una buena señal que deberá concretarse.